06 julio 2007

El español en el Sáhara (3)


Cualquier iniciativa educativa debe pretender facilitar las mejores herramientas a sus potenciales usuarios. Es la mejor manera de evitar las desigualdades. El fomento de la lengua española en los campamentos de refugiados saharauis es, fundamentalmente, un proyecto educativo que debe ofrecer los medios más modernos a su alcance. Estamos hablando de poner un conjunto de ordenadores a disposición de quienes quieran leer a Cervantes, por ejemplo. De esta manera se consiguen dos objetivos básicos: por un lado, esos centros contarán con un elemento realmente atractivo y, por otro lado, colaborarán a disminuir la brecha tecnológica que puede separar al pueblo saharaui de nuestro entorno desarrollado.
Conseguir los ordenadores será -posiblemente- la tarea más sencilla. Lo verdaderamente complejo, es lograr que esas máquinas sean realmente útiles. Yo creo que deben ir equipadas con software libre. Soy un neófito en el tema, pero tengo la impresión de que el proyecto
Ubuntu es una alternativa muy adecuada. Es una opción más dentro del mundo Linux que cuenta con un excelente soporte en la red y es gratis total. (Se aceptan ideas y sugerencias)
Esos equipos -que se podrían conseguir a un precio de unos 300 euros cada uno- servirían para navegar en las bibliotecas virtuales de la red, para leer libros multimedia o la prensa en español, para elaborar periódicos digitales, para crear blogs… Sólo existirá un límite: nuestra capacidad creativa. Este sí que es un reto.

Notas al margen
La palabra
Ubuntu proviene de las lenguas africanas zulú y xhosa y es un concepto que significa algo parecido a que “una persona es una persona gracias a los demás”. Este concepto ético tiene, por tanto, un fuerte componente cooperativo. Por eso me gusta tanto.

Como este post pertenece a una serie sobre el fomento de la lengua española en el Sáhara, te invito a leer los artículos anteriores. Seguiré con este tema.
El español en el Sáhara (2)
El español en el Sáhara (1)

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Ubuntu: me acabas de descubrir no una palabra, sino la expresión más directa de un concepto de sociedad. Gracias.

Anónimo dijo...

"Seguire con este tema"
Hay buenas ideas. Yo seguire visitandote

Joaquina dijo...

Acabo de descubrir tu página. Leyendo estte artículo de la iniciativa para enseñar castellano en el Sahara, comentarte que en cuanto a temas de ordenadores y software para proyectos solidarios quizá la Fundación Bip-bip http://www.fundacionbip-bip.org/ pueda seros de ayuda.
Saludos,

Fran O. Campillo dijo...

Pedro, me alegro de poder aportar algo positivo.
Anónimo, aquí tienes un lugar abierto que agradece tus visitas... sobre todo si dejas un nombre con el que podamos dialogar.
Joaquina, conozco la Fundación Bip-bip de mi colaboración con "Proyecto Hombre". Ellos nos han facilitado los PCs del taller de informática. Gracias por la idea. Y gracias por el enlace en tu blog -que recomiendo visitar-
Pronto encontraré la manera de devolvete el favor.