26 marzo 2011

Guerras justas, guerras injustas

Reproduzco la opinión que hoy firma Francí Xavier Muñoz en EL PAÍS:
.
Una dirigente de Iniciativa per Catalunya, para explicar su apoyo a la intervención militar en Libia, decía que no tenía claro que el pacifismo consistiera en negarse siempre a cualquier intervención militar. Y lleva razón, pues no se puede enarbolar permanentemente un "no a la guerra", ya que, como recoge el Derecho Internacional, hay guerras justas y guerras que no lo son. La comunidad internacional actúa casi siempre por intereses antes que por ideales. Pero, en este caso, sus intereses coinciden con los ideales de esa oposición libia que reclamó una zona de exclusión aérea.
¿A cuántos de los que hoy se oponen a la intervención en Libia les hubiera gustado que Francia e Inglaterra hubieran ayudado al Gobierno legítimo de la Segunda República española, interviniendo en nuestro conflicto, si con ello se hubiera impedido la implantación del régimen de Franco? ¿Qué hubieran dicho los que hoy se oponen a intervenir en Libia si Gadafi hubiera ganado la batalla, con la consiguiente represión, ejecuciones y exilios incluidos, y hubiera perpetuado su régimen durante otras tantas décadas en la figura de uno de sus hijos?
Ni todas las revoluciones, ni todas las fuerzas opositoras, ni todos los dictadores, ni, por tanto, todos los mandatos de la ONU, son siempre lo mismo.

4 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

La guerra es siempre el último recurso. Esta intervención ha suscitado un gran debate que se instrumentaliza políticamente. Algunas opiniones de las que se pueden leer por ahí me producen vergüenza ajena. En FB, la mayoría de los activistas de la causa saharaui corean eslóganes de No a Guerra, se promocionan blogs panfletarios que no son más que propaganda política en favor de Gaddafi. Lo que me cuesta comprender es que algunos de estos activistas-pacifistas convencidos, se muestren tan belicosos cuando hablamos del sahara Occidental.
Un abrazo.

Jesus dijo...

Estoy de acuerdo contigo. A ver si siguen recuperando terreno y el cercado pasa de nuevo a ser Gadafi.

Salud y libertad.

Merche Pallarés dijo...

Lo leí y me quedé, por un lado, perpleja... ¿Hay guerras justas? No lo creo pero tampoco soy una ilusa pensando que no existen ni existirán. Han existido y seguirán existiendo por mucho que los ciudadanos de a pie nos manifestemos en contra. Los poderosos siempre se han movilizado por intereses económicos, NO por causas humanitarias. En Irak: el petróleo. En Libia: el petróleo. Si el Sahára tuviera petroleo ya verías como se movilizaban todos en contra de Marruecos. Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Aunque comparto la opinión de Francí Xavier -por ello he reproducido su artículo- no creo que ninguna guerra sea, digamos... justa. Sin embargo, algunas son inevitables, por ejemplo las que tienen como finalidad acabar con una masacre.

En el caso de Libia, parece que son muchos los que se enfrentan a un dilema interno porque se niegan a admitir que Gadafi sea un asesino y un sátrapa. Y encima, son los Estados Unidos quienes le están poniendo freno. Pues con su pan se lo coman pero que, al menos, no pretendan darnos a los demás lecciones de ética que solo nos llevarían a ignorar a miles de víctimas por temor a cuestionarnos algunos de nuestros "principios".