13 agosto 2010

Marruecos, un vecino entrañable (II)

Estoy oyendo la radio mientras trabajo y todas las informaciones indican que las gestiones de don Juan Carlos en el “incidente diplomático” que mantenemos con Marruecos han servido para bien poco. Ayer se bloqueó la entrada de suministros a la ciudad de Melilla. Utilizando la dialéctica de nuestro vecino, “la ciudad ocupada está siendo sometida al asedio” ¿Aceptaría un país como Gran Bretaña una actitud semejante por parte de uno de sus socios preferentes?

Y algunos, hoy descubren que el único territorio ocupado de la zona es el Sáhara Occidental. Y Elena Valenciano, Secretaria de Política Internacional del PSOE, acaba de afirmar que la posición de su partido respecto al conflicto saharaui no ha variado ni un ápice. “Defendemos el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui”, acaba de afirmar con rotundidad en Onda Cero. Pues que se lo cuente a don José Luís Rodríguez Zapatero y a don Miguel Ángel Moratinos, a ver si se enteran ¿O tal vez con sus actuaciones pretenden que ese derecho se materialice de una vez por todas? Algunos pensamos todo lo contrario analizando sus obras, porque la palabrería queda hueca algunas veces.

Ayer comparaba a Marruecos con ese niño malcriado y caprichoso que monta la pataleta cada dos por tres. Lamentablemente, nuestro gobierno actúa como el padre que pretende evitarse todo tipo de problemas y se pliega a los caprichos constantes de su pequeño tiranuelo, agravando aún más su situación ¿Cuándo se tratarán entre si, Marruecos y España, como dos adultos capaces de resolver sus problemas debatiendo con madurez? ¿Y cuándo descubrirán que en uno de esos problemas es imprescindible mantener ese diálogo en plano de igualdad con el Polisario, único representante válido del pueblo saharaui?

3 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antònia Pons Valldosera dijo...

Nuestro gobierno está en horas bajas.
No quieren incidentes o quizás los minimizan para no preocuparnos.
No creo que nadie en el Congreso votara a favor del entreguismo y los marroquíes lo saben.
La intervención del rey me parece una patochada total porque según cuentan algunos periodistas franceses las relaciones con Hassan tal vez eran fraternales-interesadas pero con su retoño son inexistentes. M6 tiene alergia a los amigos de papá. Dris Basri murió en el exilio dorado francés y estuvo algún tiempo sin papeles hasta que empleó un poquito el chantaje.
En el post precedente comentaba que el tiempo apremia pero por lo que se ve, el gobierno no está por la labor de apoyar este invento de las autonomías a la española que el majzén se sacó de la manga, pese a los buenos oficios de F. G. y otros que vienen pisando fuerte.
Recularon con las Vacaciones en Paz y se guardarán muy mucho de entregar las dos plazas africanas por temor a la pérdida masiva de votos.
¡Dios! a veces me encuentro pensando que ¡qué lastima que no resucite Robespierre!
Un abrazo.

Temujin dijo...

Con su permiso, Marruecos es mal vecino, insidioso, envidioso y mala persona.Lo digo por su rey concretamente. Se quejan de las mujeres policía, pues yo ponía el doble, pues en España no se discrimina en función del sexo y si les sienta mal, que les siente.
¿Donde esta el Ministro de Asuntos Exteriores?.
Para la información de este personajillo medieval, sería bueno recordarle que Melilla, por ejemplo, es española antes de la creación del estado de Marruecos y poner un cartel bien grande con la historia de Ceuta y Melilla a la entrada. Por si acaso no lo saben...