19 julio 2008

Dolor

Una pequeña niña saharaui ha muerto ahogada durante sus vacaciones en Almuñécar. No quiero decir nada porque cada vez que he intentado hilar unas palabras, me han parecido vacías y sin sentido.

Solo me queda transmitir mi cariño y mi compañía en su dolor, a la familia de la pequeña y a quienes la acogieron con tanta generosidad.

Ver noticia

Estoy seguro de que el grupito de locos que hemos elaborado la revista SHUKRAN estamos de acuerdo en dedicar nuestro esfuerzo a la memoria de nuestra pequeña visitante.

4 comentarios:

Raúl Urbina dijo...

Tú lo has dicho, Fran. No hay palabras que puedan expresar este dolor con tantas aristas.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Estas desgracias, tan frecuentes en época veraniega, son tristes, muy tristes. Mi solidaridad para la familia y para los que la acogieron.

Merche Pallarés dijo...

¡Pobre criatura! Seguro que ha sido de gran tristeza y disgusto para, no solo su familia en la Hamada, pero para la familia acogedora. Mi más sentido pésame a todos. Besotes, M.

Alicia dijo...

También me quedé sin palabras ante esta desgracia.
Recientemente hemos traido 23 niños huérfanos de Ghana y sólo con leer la noticia me he estremecido.
Mi pésame a ambas familias.