21 diciembre 2012

Con mis mejores deseos

Si lees este mensaje, es porque no se ha producido el anunciado fin del mundo.

Cuando lo escribo, todos ya hemos sobrevivido a una generación de políticos incompetentes y demagogos; a una legión de banqueros y cajistas que solo demostraron inteligencia a la hora de blindar sus privilegios insultantes; a la onda expansiva de una burbuja inmobiliaria que nos ha empobrecido a quienes más nos hemos esforzado; a un paro galopante que no hace distingos, pero que se ceba en los más jóvenes; a hordas de morosos; miriadas de egoístas; a chanchullistas varios... Así que lo de las supuestas profecías mayas me parece un chistecito.

Y por todo lo anterior, hoy vengo al blog, para desearos que disfrutéis de vuestros seres queridos y de las cosas sencillitas de la vida. Estamos en días apropiados para ello.   

2 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Mis mejores deseos para ti y para tu familia.
Un abrazo.

Aldabra dijo...

Igualmente también para ti y los tuyos pero no sólo en Navidad, siempre.

biquiños,