05 enero 2012

Sáhara: 20 años de negociaciones frustadas

Hoy, EL PAÍS publica una tribuna de VICENÇ FISAS que te invito a leer con detenimiento:

Se han cumplido ya 20 años desde que gracias a la mediación de la ONU, el Frente Polisario y Marruecos acordaran un alto el fuego que ponía fin a los enfrentamientos iniciados en 1975. Y ha pasado ya una década desde que el enviado personal del secretario general de la ONU, James Baker, presentara su primer plan de paz, que fue rechazado entonces por el Frente Polisario, que aceptó en cambio la segunda propuesta presentada dos años después, en 2003. Continuar

5 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Desde el principio del artículo Fisas se equivoca ya que en el Plan Baker II sí se hablaba de referéndum en el que tendrían derecho a voto todos los habitantes del Sahara que pudieran acreditar residencia desde el 1999, además de los saharauis refugiados con certificado de la MINURSO. Y se le olvida decir que El POLISARIO aceptó, no así Marruecos. Todo lo demás es pura dialéctica-basura.
A mi lo que me hace gracia es la gran cantidad de "cabezas pensantes" que pontifican sobre lo que deberían hacer los saharauis y en cambio nadie les haya preguntado a ellos que sería lo más propio.
Esta tribuna es en la forma moderada pero perversa en el fondo porque niega a los saharauis un derecho que debería ser respetado por todos: el derecho a decidir. Podría rebatir una a una las afirmaciones de este señor incluso su concepto paternalista de los "independentismos" patrios pero creo que esta tribuna la contestarán los propios saharauis, no los que hace 35 años que están en el poder como desliza sutilmente sino los de a pie, los que están por aquí.
La delicada cuestión de reconocer la soberanía de Marruecos, dice y de reconocer la verdad histórica.
Una perla, obra maestra en su género.
Perdona, me han dado arcadas.

Miguel dijo...

El régimen marroquí perdió una gran oportunidad al rechazar el plan Baker II que establecía una autonomía durante 4-5 años,con la constitución de una autoridad nacional saharaui,y luego un referendum para decidir el destino final del territorio,en el cual podrían votar miles de súbditos marroquies presentes en el mismo.Ese plan fue aceptado,a regañadientes,por el Polisario y también fue aprobado por el Consejo de Seguridad de NN.UU.
La tesis del articulista podría tener algo de lógica si la resolución del campamento de Gdeim Izik hubiera sido muy diferente a la que fue.Aquello marcó un antes y un después y hoy los saharauis lo ven como el punto de no retorno.
Por cierto,qué manía con dudar de la legitimidad de Mohamed Abdelaziz.Ha habido un congreso y ha sido votado mayoritariamente.¿El pueblo marroquí ha sido consultado para que Mohamed VI pueda dirigir el país?

José María Sánchez y Torreño dijo...

He intentado localizar un sinónimo para "joder", pero no he encontrado uno que exprese mejor lo que quiero decir. ¡Hay que joderse!.
Todo un artista el señor Fisas y para más inri dirige una Escuela.

joaquina dijo...

Creo que, analizando el informe del Secretario General de Naciones Unidas, ninguna de las partes (Marruecos, Frente Polisario) aceptó el Plan Baker II, ya que ambas partes pusieron objeciones a alguna de las fases estipuladas en dicho Plan.
Algunos apuntes:
- Marruecos: "Se ha de tratar, evidentemente, una solución de transacción, alejada del enfoque anterior del plan de arreglo, que contemplaba la celebración de un referéndum con dos únicas opciones, la integración o la independencia, con lo que a fin de cuentas habría un ganador y un perdedor."
- Polisario: "La propuesta no ofrece ninguna garantía en cuanto al respeto del resultado del referéndum propuesto, si éste conduce a la independencia. Ciertamente, el compromiso de las partes interesadas (párrafo 9) no puede confundirse con una garantía efectiva."
Y ciertamente, opino que al Plan Baker le faltó definir claramente cada uno de los pasos de cada parte del proceso, de forma que se controlase cualquier posible no cumplimiento por las partes. De todos modos, dada la complejidad del Plan, debería haberse llegado a un "consenso por partes", de modo que las partes firmasen acuerdos parciales.
Pero digo yo que si Marruecos desde un principio rechaza el planteamiento de la opción de libre autodeterminación en la consulta del referendum, qué sentido tiene entonces plantearse el resto de la negociación. Todas las opciones posibles (en principio tres: integración en Marruecos, autonomía, independencia) deberían incluirse en el referendum. Aceptar este hecho debería ser el punto de partida para avanzar en la estancada negociación.
MÁS INFORMACIÓN: http://www.arso.org/S-2003-565s.htm#FP

joaquina dijo...

Artículo en (breve) respuesta al de Fisas, por el Presidente Nacional de la Liga Española Pro Derechos Humanos: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Sahara/36/anos/ocupacion/militar/elpepuopi/20120108elpepiopi_7/Tes