24 abril 2011

Un nuevo ejemplo de "respeto" a las ideas que no compartimos

En la noche del jueves al viernes, las imágenes en piedra de san Pedro y san Lorenzo -que están ubicadas en la burgalesa iglesia de san Esteban desde el siglo XIII- fueron decapitadas por la acción de unos... prefiero no calificar. Sólo una preguntita: si los autores de tamaña canallada fuesen detenidos y puestos a disposición de la justicia, ¿qué tipo de pena tendrían que afrontar por haber atentado gravemente contra nuestro patrimonio histórico (el de todos, sea cual sea su confesión religiosa) y las creencias de un importante y respetable colectivo de nuestra comunidad?


La fotografía es de Tomás Alonso tomada de DIARIO DE BURGOS.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Puestos a ser tan impresentables como los culpables, yo les haría lo mismo que le han hecho a las estatuas, así seguro que no volvían.

Rais dijo...

La verdad es que este tipo de actos, si son intencionados y a conciencia y no debidos a una adolescencia inconsciente y henchida de estupidez, cosa que ya habría que tratar de otra manera, es imperativo detenerlos con firmeza desde el principio. Porque si no se hace así y el asunto suve progresivamente de tono por el atrevimiento de unos y la impotencia de otros... la cosa termina mal para todos. Y por responder a la pregunta concreta que se formula en el post: trabajos frozados para la comunidad. Aunque no sea políticamente correcto.

Rais dijo...

Respecto a mi propio comentario anterior... que alguien corrija 'suve' y que lo ponga con 'b'. Que vaya patianzo...

Antònia Pons Valldosera dijo...

Si es producto de una gamberrada juvenil deberíamos preguntarnos en qué nos hemos equivocado.
Si es obra de un perturbado...
Es que no me cabe en la cabeza de que una persona "normal" pueda dedicarse a estos menesteres.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué bestialidad! ¿A quién se le ocurre? Vamos muy mal... Besotes, M.