06 marzo 2010

De Miguel Hernández


Porque dentro de la triste
guirnalda del eslabón,
del sabor a carcelero
constante y a paredón,
y a precipicio en acecho,
alto, alegre, libre soy.
Alto, alegre, libre, libre,
sólo por amor.

Miguel Hernández

El dibujo lo realizó Buero Vallejo. Ambos compartieron prisión.

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Espero dedicarle entrada pronto.

Martin Bolivar dijo...

Muy buena entrada.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué excelente poeta era! Lástima que se muriese tan joven... Besotes, M.
P.D. he leido tus posts anteriores y sobre Cuba es una pena que un país que al principio fue un ejemplo en educación de sus ciudadanos y donde no veías a un niño sin zapatos, haya derivado a lo que es ahora: una dictadura cruel y sanguinaria. Estoy de acuerdo con lo que dice PEDRO O.E.

BIPOLAR dijo...

Qué dibujo más precioso. me tiene loquita.

El poema lo dice todo. Qué tiempos de oscuridad (yo que no rezo, rezo para que no vuelvan)