11 febrero 2010

Las diferentes varas de medir


Anteayer, el presidente Zapatero charló animadamente con un grupo de escolares y posó junto a ellos con cara de gran satisfacción. “Lo mejor que me podía pasar esta mañana” declaró nuestro presidente.

Las imágenes que se publicaron en la prensa y la Red son similares a la que adjunto en este post. En otras hay más niños reconocibles y Zapatero sonríe ante la cámara. En ninguna se han pixelado las caras de los menores para que no puedan ser... identificados. Estoy totalmente a favor de imágenes de este tipo porque lo del pixelado me parece una interpretación errónea de la ley, en ocasiones, algo peor que no quiero valorar en este momento. Esa argucia técnica debe ser reservada para los policías que aparecen junto a los detenidos y poco más. En ningún momento esta foto atenta contra el derecho a la intimidad de esos menores.

Entonces, ¿a qué viene toda esta parrafada? Como recordaréis, hace pocos meses otra foto en la que aparecían dos menores casi causa un conflicto diplomático. En ella posaban dos jovencitas junto a Obama y su esposa… y junto a sus padres. Era una foto oficial y Zapatero reclamó que se eliminase y solicitó que no se publicase en ningún medio de comunicación. En este caso, las menores eran sus hijas, casi se me olvida decirlo

¿Tienen un derecho a la intimidad más “reducido” estos niños que las hijas de nuestro presidente? ¿Cuándo los padres de estos firmaron la dichosa autorización del cole para que les puedan hacer fotos sabían que se iban a retratar junto a Zapatero y a ocupar todas las portadas de los medios de comunicación? ¿Considera Zapatero que es peligroso que los niños se acerquen a Obama y beneficioso que le acompañen a él?

Imagino que este asunto os parecerá una futilidad –menuda palabrita pedante- pero por cuestiones como ésta CAMINANDO EN EL DESIERTO es como es. Por post como
Sobre el derecho a la intimidad de los menores

5 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Mira, Fran, pixelados o no pixelados, ¡no reconocería en la vida a estos menores! Ni siquiera a las hijas de Zapatero...(a eso de que no fueran vestidas de viejecitas, o "góticas" como se dice ahora...) Besotes, M.

migramundo dijo...

Acertado comentario, pero hay mucho que debatir sobre el asunto. Los periodistas hablamos mucho de este tema, con división de opiniones, en las Redacciones. Dejo varias preguntas en el aire: ¿corren los mismos riesgos los hijos de mandatarios y personajes públicos que los hijos del común de los mortales? ¿A qué prensa rosa le importan mis hijos? ¿Qué extorsionador los chantajearía? ¿Qué grupo terrorista pondría los ojos en ellos? Quizá sea descabellado mi planteamiento, pero creo que toda precaución es poca para preservar del ojo público a los niños. Y algunos lo necesitan más que otros. Saludos

eva dijo...

CREO Q ES UN TEMA Q DA PARA MUCHO...

Bubisher dijo...

No sé Fran, y los niños saharauis que fotografiamos en nuestros proyectos? Nosotros publicamos fotos de los niños, cómo si no divulgar un proyecto que trabaja con niños? Yo como madre creo que hay mucha paranoia con este tema.

Francisco O. Campillo dijo...

Bubisher

Mi opinión sobre ese tema está en el enlace que incluyo al final del post.

En esencia, creo que todas aquellas fotos que se tomen en lugares públicos y que no dañen la imagen del menor deben poder publicarse sin mayores problemas.

Yo, como padre, también creo que hay mucha paranoia en este tema ;-)