19 febrero 2010

Conferencia de Apoyo al Sáhara


Recibo un email en el que me informan sobre la próxima celebración de la Conferencia Internacional de Apoyo al Pueblo Saharaui que tendrá lugar los días 6 y 7 de marzo en Granada. Esta Conferencia coincidirá con la Cumbre entre la Unión Europea y Marruecos, país al que hemos concedido un Estatuto Avanzado, lo cual le convierte en uno de nuestros socios preferentes.

¿Puede la Unión Europea mantener relaciones “preferentes” con un país que viola sistemáticamente los derechos más básicos de quienes considera sus “nacionales”? Si anteponemos nuestros intereses económicos a ciertos principios irrenunciables… ¿No somos cómplices de la felonía?

Yo soy de los que piensan que Marruecos tiene que encontrar su propio camino hacia la democracia y la libertad. Creo que es necesario apoyarle en esa difícil y compleja andadura. Pero en ese trecho, no le podemos reír ciertas “gracietas”. Especialmente, aquellas que suponen la violación de los derechos humanos.

Si quieres ampliar información sobre la Conferencia Internacional de Apoyo al Pueblo Saharaui,
pincha aquí.

4 comentarios:

Edgardo dijo...

Yo te hago esta pregunta, ¿la Unión Europea no viola sistemáticamente los derechos más básicos de las personas? En este punto, yo no hablo de los que considera sus “nacionales”, sino de todos en general. O acaso la Unión Europea a los inmigrantes legales e ilegales, haciendo abuso de poder, violando derechos humanos; Inglaterra no hace oídos sordos a organismos internacionales y continúa en muchos lados (como en las Islas Malvinas) manteniendo colonias o metiéndose en asuntos internos de otros países en los cuales no debe tener participación e ingerencia, o acaso España y la Unión Europea no siguen desconociendo sistemáticamente la autonomía de los pueblos.

Si le vamos a pedir ayuda, comprensión, acción a los mismos que nos coartan la libertad, nos ignoran, nos persiguen, nos dominan, no vamos a llegar a ningún lado. La lucha debe ir por otros caminos, no por las sendas que nos llevan siempre a un callejón sin salida, debilitando nuestra lucha, nuestras causas.

Claro que se es cómplice y se lo es por acción u omisión, no solo por superponer mediocres, mezquinos y egoístas intereses sobre el bien común, sobre los verdaderos valores, sobre la verdadera razón de nuestra lucha.

Ningún país esta exento de violaciones a los derechos humanos. Marruecos tiene una lucha difícil como la de ustedes, no debe hacerla solo, bajo ninguna circunstancia debe hacerla solo, pero que su lucha no se confunda con la de ellos, que sus fuerzas no se pierdan en la de ellos, porque su fuerza no tiene que dividirse, creo que lo que tienen que hacer es cada uno luchar su causa, su verdad y su libertad, pero pueden hacerla en conjunto, comentándose cada acto, coordinando estrategias, para que sea el enemigo quien divida sus fuerzas en dos campos de batalla.

Que la conferencia consiga la mayor repercusión en Europa, en África y en el resto del mundo. Que los discursos, ideas, sentimientos y manifestaciones sean oídas por los pueblos de la tierra, para que una vez y por todas se conozca lo que padece el pueblo saharaui y la libertad que ese pueblo busca consiguiendo su soberanía.

No es bueno asociarse con países que violen los derechos humanos, pero, hay pocos pueblos donde no se los viole de alguna u otra manera. Lo que yo haría es ayudar a Marruecos no solo en su lucha por la liberación y la democracia, sino también por desterrar de su tierra todas esas violaciones a los derechos humanos. Es una excelente forma de hacer fuerte los lazos, de hacer fuerte un país. De las bases hacia arriba y no hacerlo de las bases hacia abajo.

Como siempre acompañando la lucha de ese pueblo que es ejemplo de determinación, valor, entrega y coraje. POR LA LIBERACIÓN DE TODOS LOS PUEBLOS OPRIMIDOS, COLONIZADOS.

Te dejo un abrazo fuerte.

HologramaBlanco

Francisco O. Campillo dijo...

Edgardo

No sabes cuanto agradezco tus comentarios. así que, desde el cariño, permíteme una puntualización.

En la Unión Europea se violan muchos derechos fundamentales cada día, porque en todos los sitios hay gente miserable y mezquina, hijos de puta para entendernos.

Sin embargo, cualquiera puede acudir a un tribunal y presentar una denuncia. No es el aparato del Estado el que te detiene por pensar de esta o de esa manera. Creo que esa diferencia es sustancial.

Sólo me queda agradecerte el apoyo, porque el camino es largo y siempre viene bien echar una parrafadita.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

La historia interminable... Veremos que pasa con esa conferencia. Besotes, M.

pancho dijo...

La llegada de la democracia a los países del Magreb, tan necesaria, sólo puede venir de la mano de la desaparición de la miseria. Sin desarrollo económico no habrá democracia. Toda ayuda que reciban será poca.