24 enero 2010

Siempre adelante


Quienes seguís este blog sabéis que estoy sorprendido por el progreso que está experimentando mi hija María en el atletismo. Reconozco que no soy imparcial.

En mayo del año pasado, María se cayó estrepitosamente en una carrera de vallas. No era su prueba. Tal vez no tenía que haber corrido, pero... se lo pidió su cole. Al día siguiente participó en el campeonato de Castilla y León -magullada y dolorida- y se sintió feliz porque no llegó la última.
.
La semana pasada, María compitió para conseguir una plaza en el campeonato autonómico. Eran los 600 metros lisos. A la altura del cuatrocientos -y cuando estaba remontando con un gran esfuerzo- hubo unos empujones... y volvió a caerse. Todavía me duelen sus gritos de rabia. Por cierto, nada más finalizar la prueba, cuando sus compañeras fueron a ver como estaba, María, -entre sollozos- sólo encontró palabras para preguntar si ellas habían conseguido la marca que buscaban. Al día siguiente corrió de manera ejemplar y quedó tercera en el cross "Félix Hernando".
.
Ayer participó en el campeonato de Castilla y León que se celebró en Oviedo. Finalmente aceptaron una de sus marcas en los 1.000 metros. No pude verla porque estuve trabajando a mil kilómetros de distancia (se siente, haber estudiado, dice un amigo mío). Quedó sexta y se superó a si misma.
.
María me está demostrando que no importan la veces que te caigas. Lo realmente importante es que te levantes y mires hacia adelante, siempre adelante.
.
P.S. Mañana os informaré sobre cómo vamos a construir SHUKRAN a partir de ahora.

3 comentarios:

BIPOLAR dijo...

la imagen ha captado el momento en el que calza la valla con el pie.
¡Bravo María!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Debemos aprender de nuestros hijos. Bien por María.

Merche Pallarés dijo...

Hola Fran, ya estoy aquí de nuevo. Lo de María es AD-MI-RA-BLE. ¡Seguro que llegará a ser una gran campeona! Dale mi más ferviente enhorabuena. Besotes, M.