01 noviembre 2009

Sobre manifestaciones, ingeniería y cooperación al desarrollo

El día 14 de noviembre, quienes caminamos junto al pueblo saharaui con la mirada fija en ese día –uno tan sólo en palabras del presidente Abdelaziz- en el que por fin puedan decidir su futuro, recorreremos las calles de Madrid para hacer oír nuestra voz.

Yo no podré ir. Afortunadamente, mi hueco lo cubrirán otros porque aunque no somos muchos, somos muy activos y la inmensa mayoría tiene un grado de compromiso realmente ejemplar. Allí estarán quienes acogen niños y niñas del exilio ofreciéndoles un verano diferente; y quienes defienden la Justicia (así, con mayúsculas); quienes luchan con palabras frente a muros y minas; quienes después de ser apaleados, propugnan el diálogo… y quienes elaboran revistas y blogs solidarios ;-)

En ese mismo momento, en el III Congreso Nacional de Ingeniería que se desarrollará en Donosti-San Sebastián, presentaré la ponencia “La ingeniería como motor de la cooperación para el desarrollo”. Debo confesar que para mi constituye un orgullo que mis colegas piensen que la sustancia de esa propuesta merece un hueco en nuestro Congreso. Así que procuraré transmitir el mensaje que defiendo de la mejor manera que sea capaz. Algunos podrán pensar que soy un “iluminado”, pero por suerte, algunas decisiones que tomé siendo muy joven me vacunaron contra los prejuicios. Creo que es posible construir un mundo mejor y más justo y que los ingenieros españoles debemos ser actores protagonistas en ese proceso. Ése es el tuétano de mi ponencia.

Y mientras, estoy seguro, pensaré en mis amigos que estarán recorriendo la calle Atocha.

5 comentarios:

BIPOLAR dijo...

"algunas decisiones que tomé siendo muy joven me vacunaron contra los prejuicios"

:)

Merche Pallarés dijo...

Mi querido Fran, ¡ojalá! pudiera estar en Donosti y en un rinconcito escuchar tu ponencia. Seguro que será maravillosa. Espero que luego la postées para que la leamos todos. ¡Suerte! Besotes, M.

P.D. Bipo y Fran, os recomiendo entreis en el blog de MANZA y leaís el post póstumo que ha publicado su sobrina. MUY interesante. Besotes de nuevo, M.

Martin Bolivar dijo...

Me parece tu ponencia, no sólo interesante, sino también llena de coherencia y sentido común, como condición de que tienen que tener las cosas importantes de la vida.

Carles Sampietro Lara dijo...

Hola

Yo tambie´n soy ingeniero y espero que algun día pueda hacer de mis estudios una manera de ayudar a los que más lo necesitan como la gente del Sahara.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Y los que estemos allí, o estén sin duda pensaremos en ti.
Un abrazo y mucho éxito con tu ponencia.