20 noviembre 2009

La ingeniería y la cooperación al desarrollo

El pasado fin de semana participé -gracias al apoyo del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Burgos- en el III Congreso Nacional de Ingeniería que se desarrolló en Donosti-San Sebastián. Cuando me planteé la posibilidad de aportar mi granito de arena a ese Congreso no tenía muy claro cómo hacerlo, solo sabía cómo no podía hacerlo. Así que decidí escribir sobre un tema que me preocupa desde hace un montón de años independientemente de si fuese de más o menos interés. Afortunadamente, el comité científico seleccionó mi trabajo, y el sábado 14 lo presenté en el plenario.

Yo creo que la Ingeniería, como profesión comprometida con la realidad social, debe participar en la construcción de ese mundo mejor y más justo que hoy está realmente alcance de nuestras posibilidades. Esa es la esencia de la Ponencia
“La Ingeniería como motor de la cooperación al desarrollo” que –me permitiréis la inmodestia- contribuyó a que nuestro Congreso dedicase unos minutos a un camino que aún está por explorar.

Soy perfectamente consciente de que decir este tipo de cosas en voz alta –y firmarlas con tu nombre y apellidos- puede contribuir a transmitir una imagen de ti mismo distorsionada. Cualquiera puede afirmar “no tendrá otra cosa mejor que hacer”. Pero, a estas alturas de mi vida, cada vez me importan menos ciertas opiniones. Y esto último, lo digo con toda la humildad jesuítica.

Y como la esencia íntima de la ponencia debe pagar un alto peaje a la andadura de este blog, he decidido compartirla con vosotros. Así que, para leerse ese rollazo, basta con
pinchar aquí

A modo de epílogo
Finalizado el Congreso, cuando regresé a casa, descubrí que Aminetu Haidar había sido expulsada de su país mientras yo estaba en Donosti. Aminetu es una persona realmente excepcional. Alguien que ha sufrido torturas y vejaciones y de cuyos labios solo salen palabras de conciliación. Y entonces, en ese preciso momento y de una manera que soy incapaz de explicar, descubrí que la tontería de la ponencia tenía verdadero sentido.

5 comentarios:

Cornelivs dijo...

Te comprendo perfectamente.

¿Sabes? Si me dan a elegir entre que me den la razón o que me comprendan (aunque no me la den), me quedo con lo segundo: simplemente que me comprendan.

Y yo te comprendo y te respeto, amigo.

un abrazo y feliz fin de semana.

Merche Pallarés dijo...

Mañana vengo con más tiempo a leer tu, seguro, estupenda ponencia. Besotes, M.

Alicia Mora dijo...

Moratinos: "El Gobierno está dispuesto a dar el estatuto de refugiada política a Haidar"El ministro de Asuntos Exteriores asegura que el Gobierno español está dispuesto a otorgar el estatuto de refugiada política a la activista saharaui, Aminetu Haidar.

bilbo dijo...

El mayor enriquecimiento es luchar por lo crees y decirlas en voz alta, aunque no te quieran comprender.
Mis felicitaciones Fran

Merche Pallarés dijo...

He leido las nueve páginas de tu ponencia ¡excelente, mi querido Fran! Además has mencionado a mi admirado Marshall McLuhan a cuyas conferencias tuve el placer de asistir en la Universidad de Toronto, además sus dos hijas gemelas, Terry y Mary estudiaron conmigo en el "Holy Rosary School" de esa ciudad.
No sabía que existía "Ingenieros sin fronteras". Ha sido un descubrimiento para mi. Ahora, lo que me ha obnubilado es tu artículo "Variadores de velocidad para motores asíncronos" ¡¿Qué son motores asíncronos?! Bueno, no me lo expliques porque supongo que tendría que estudiar ingeniería técnica para comprenderlo. Pero la palabra "asíncronos" me ha cautivado... Besotes, M.