19 noviembre 2009

"Haré huelga hasta volver a El Aaiún o hasta la muerte"


Hace una semana, Aminatu Haidar recibía en Nueva York el premio Civil Courage, pero ayer dormía bajo una marquesina de autobús en el aeropuerto de Lanzarote. Ambos hechos, en apariencia antagónicos, son consecuencia de su lucha pacífica por la autodeterminación de la ex colonia española del Sáhara Occidental. Leer completo en EL PAÍS


La foto, de Miguel Yuste, me recuerda el sueño de quienes tienen la conciencia tranquila. No hay un sueño más plácido ;-)

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Asi es, amigo. Voy a ver el periodico.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Ya leí ese reportaje y esta gran mujer se puede muy bien equiparar al mítico Gandhi y al entrañable Nelson Mandela. Se necesitan mucha más gente así pero, se ve, que solo unos pocos tienen la entereza, la fortaleza y el coraje para aguantar vejaciones, cárcel, torturas, y huelgas de hambre por sus ideales y su país. No nos olvidemos que los dos primeros ganaron y aunque uno fue asesinado y, gracias a los dioses, que el segundo está disfrutando de una feliz vejez al final salieron con la suya. Espero que a Aminetu le pase lo mismo. Se lo merece. Besotes, M.

Alicia Mora dijo...

Justicia, igualdad y libertad son algo más que palabras, son metas.
Que hay más fuerte que unos ideales? Veo a esta mujer y me emociono, y esto es proporcional a la vergüenza que siento por nuestros gobernantes.