12 noviembre 2009

Antesala de la manifestación de Madrid


Escribir este post me hace sentir como el capitán Araña, aquel que embarcó a las tropas y se quedó en tierra. Aún así, insistiré en este huequecito de la Red sobre la importancia de acudir a la manifestación de Madrid que se desarrollará pasado mañana por la calle Atocha. Es necesario que se oiga nuestra voz, porque el 14 de noviembre del lejano 1975 se dio un paso que permitió vergonzosas atrocidades. Hoy mismo, he leído el testimonio estremecedor de mi admirado Ebnu, cuando él sólo era un muchacho pincha para acceder.

Pero permitidme que intente darle un aire diferente a mi escrito. Si no fuese así, perdería mi propia identidad. Es importante manifestarse en Madrid no para denunciar la felonía que cometió el último gobierno de la dictadura y la pasividad vergonzosa de todos los de la democracia. Ni tan siquiera para mostrar las continuas violaciones de los derechos humanos que cada día perpetra el gobierno marroquí en los territorios ocupados del Sáhara Occidental ante el silencio cómplice de la comunidad internacional. La verdadera importancia de caminar juntos pasado mañana es la de lanzar nuestro mensaje a los cuatro vientos: el pueblo saharaui tendrá que decidir su futuro de manera libre y democrática. Porque únicamente encarando el futuro, podremos fijar los cimientos de ese mundo mejor y más justo que tanto anhelamos.

Y como quiero asegurarme de que este post tendrá algo realmente valioso, aquí os dejo unos versos de Blas de Otero que expresan lo que me gustaría saber decir por mi mismo:

nosotros
abrimos los brazos a la vida,
sabemos
que otro otoño vendrá, dorado y grávido,
ávidamente halando hacia la luz.

4 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Fran, estaremos allí expresando con nuestra presencia lo que todos anhelamos: un día para decidir.
También prestando esperanza a los que esperan.
El relato de Ebnu me ha emocionado porque en cada línea se palpa la sinceridad de lo vivido.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué bien sientan unos versos de Blas de Otero a cualquier hora.

Cornelivs dijo...

Estupendos versos los de Otero.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Tambien a mi me ha emocionado el relato de Ebnu y puedo sentir su rabia y frustración hacia Felipe González pero,creo que lo que les dijo en aquellos momentos, quizá sí fue sincero. Pero al llegar al poder se encontró, estoy segura, con que en este tema tenía las manos atadas porque los que verdaderamente mandan por encima de los partidos y líderes marionetas son otros.
Estupendo el poema de Blas Otero. Besotes, M.