22 septiembre 2009

Examen de conciencia

Ayer me dejé llevar por la ira, pido perdón a quienes seguís este blog por ello. Así que otorgué protagonismo a algo secundario ¿Qué era lo importante en ese momento? Muy sencillo: el grupo de artistas y voluntarios que diseñaron un conjunto de actividades que pretendían dar visibilidad a la causa saharaui. Las gentes de toda condición que acudieron a la llamada. Eso era lo importante.

Estoy seguro que en esa “Noche en Blanco” madrileña participaron muchas familias de las que han acogido un “saharagüillo” este verano -por poner sólo un ejemplo- con la sana intención de divertirse. Y muchísimas de esas gentes conocieron más de cerca la realidad de un pueblo que lucha pacíficamente por conseguir su sitio en este mundo.

Desde aquí prometo no cometer el mismo error… a no ser que me lo vuelvan a poner tan a huevo ;-)


Actualización
Aquí tienes un enlace para acceder al Telediario que informó sobre la Noche en Blanco. Debes ir al minuto 44:40 después de pinchar aquí.
En la imagen Bahía Mahmud, poeta y destacado activista saharaui ¡Ah! y colaborador de la revista SHUKRAN.

7 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Ego te absolvo in nómine patri et filii et spiritu sancto.
Puedes ir en paz.;)

Cornelivs dijo...

Estáte tranquilo. Ninguno somos dioses, sino seres humanos.

Se te comprende y se te quiere.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

No me percaté que te habías dejado llevar por la ira... un poco enojado, sí, pero eso nos pasa a cualquiera... Besotes, M.

Pep dijo...

ji ji, seguro que vuelven y vuelven y vuelven otra vez.
Un abrazote

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Lo importante es ir poniendo granos de arena. Perdonado, si es que hacía falta.

Francisco O. Campillo dijo...

Vuestra absolución me deja mucho más tranquilo ;-)

Un abrazote a todos... y todas.

Mai Puvin dijo...

Si la reacción es auténtica... vale!... No se como hubiera reaccionado yo, tal vez igual o peor... por eso, ni te absuelvo ni te perdono (no me creo con derecho)... sencillamente te comprendo y como decimos en Argentina... "tranquilo, yo te banco"

Un abrazo.