08 mayo 2009

Canción de cuna para dormir a un preso

La gaviota sobre el pinar.
(La mar resuena.)
Se acerca el sueño. Dormirás,
soñarás, aunque no lo quieras.
La gaviota sobre el pinar
goteado todo de estrellas.

Duerme. Ya tienes en tus manos
el azul de la noche inmensa.
No hay más que sombra. Arriba, luna.
Peter Pan por las alamedas.
Sobre ciervos de lomo verde
la niña ciega.
Ya tú eres hombre, ya te duermes,
mi amigo, ea...

Duerme, mi amigo. Vuela un cuervo
sobre la luna, y la degüella.
La mar está cerca de ti,
muerde tus piernas.
No es verdad que tú seas hombre;
eres un niño que no sueña.
No es verdad que tú hayas sufrido:
son cuentos tristes que te cuentan.
Duerme. La sombra toda es tuya,
mi amigo, ea...

Eres un niño que está serio.
Perdió la risa y no la encuentra.
Será que habrá caído al mar,
la habrá comido una ballena.
Duerme, mi amigo, que te acunen
campanillas y panderetas,
flautas de caña de son vago
amanecidas en la niebla.

No es verdad que te pese el alma.
El alma es aire y humo y seda.
La noche es vasta. Tiene espacios
para volar por donde quieras,
para llegar al alba y ver
las aguas frías que despiertan,
las rocas grises, como el casco
que tú llevabas a la guerra.
La noche es amplia, duerme, amigo,
mi amigo, ea...

La noche es bella, está desnuda,
no tiene límites ni rejas.
No es verdad que tú hayas sufrido,
son cuentos tristes que te cuentan.
Tú eres un niño que está triste,
eres un niño que no sueña.
Y la gaviota está esperando
para venir cuando te duermas.
Duerme, ya tienes en tus manos
el azul de la noche inmensa.
Duerme, mi amigo...
................................................Ya se duerme

José Hierro


A quienes sufren prisión por el terrible delito de defender los derechos inalienables de cada ser humano.

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Tierna poessia...

Un abrazo y feliz fin de semana.

Edgardo dijo...

Que no deje de soñar, porque los sueños trascienden fronteras, realidades, nos dan fuerza para seguir adelante.

Los luchadores son soñadores, los que defienden los derechos del hombre, son soñadores, pero ante todo son hombres, hombres con todas las letras.

Su fuerza vive, dentro de su cuerpo, su alma explota, no hay cárceles que puedan detenerles, tormenta que pueda dañarlos, aunque uno este preso y eso duela, aunque los golpes, las heridas, duelan demasiado.

Su voluntad es de hierro, su compromiso es eterno, su fuerza es fuerza para todos los que vienen siguiendo sus huellas.

El mar siempre estará próximo, recogiendo las lágrimas de tanto pueblo que sufre, que padece, que injustamente vive la opresión y la represión de otros hombres y otros pueblos.

Todos esos luchadores mi más grande respeto y admiración. Desde mi distancia, los acompaño, mi destino siempre estará ligado al de ellos.

Bella poesía, pero mejor recuerdo y reconocimiento.

Un fuerte abrazo.

HologramaBlanco

Jan Puerta dijo...

José Hierro con sus palabras pretendía romper los barrotes de acero. Pero no era suficiente para abrir la puerta.
Excelente composición.
Un abrazo