18 abril 2009

El soñador práctico



Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire.
Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.

Gandhi

Hace solo unos días, tres jóvenes saharauis han abandonado la huelga de hambre que mantenían desde el 13 de febrero. Esos más de 50 días de lucha pacífica y desigual les habrán dejado daños irreversibles en sus cuerpos, pero nos animan a los demás a no desfallecer.

6 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Me alegro de que hayan desistido. Desgraciadamente no habrán conseguido nada más que un deterioro de su salud.
Gandhi, dentro de todo es un ejemplo pero lo mataron, por muy pacifista que fuera. Claro que ha quedado como un icono de la historia. Me gusta más lo que ha conseguido Mandela en Sudáfrica, sin huelgas de hambre ni grandes alharacas. Simplemente resistiendo pacíficamente e inteligentemente en la carcel durante treinta y pico de años... ¡Qué grande! Besotes, M.

migramundo dijo...

Coincido con Merche. Es necesario "ser alguien" para que el mundo interceda por uno. Saludos.

Saharamur dijo...

La lucha nunca termina,pues siempre hay injusticias que combatir.

http://saharamur.blogspot.com/

Cornelivs dijo...

Gandhi: todo un ejemplo a seguir por un mundo que está completamente ciego...

Un abrazo, amigo, y feliz domingo.

Memorias de una au-pair en Inglaterra dijo...

Me alegro que hayan desistido.
Es triste como esta este mundo de locos.
El daño que hace la iglesia catolica.
Las guerras en nombre de las religiones.
Que mundo de locos!!!!

Antònia P. dijo...

Pienso lo mismo que el Mahatma: si deseas algo con todas tus fuerzas, con toda tu alma y con todo tu corazón acabarás por conseguirlo. Este hombre siempre será un ejemplo para toda la humanidad aunque despues los resultados de lo que él tanto quiso: la independencia, haya tenido consecuencias nefastas: la partición, la violencia entre comunidades religiosas...etc.
Y lo que más admiro de Gandhi es
el pacifismo.
Ahora cuando media humanidad muere de hambre mientras la otra mitad está sobrealimentada ya no nos conmueve ni es noticia que unos cuantos activistas se dejen morir de inanición. Ahora lo que sería noticia es la explosión de unas cuantas bombas.
Me alegro que hayan parado, a lo mejor su Pueblo les necesita para otra lucha menos pacífica (odio, incluso, pensarlo)
Un abrazo.