11 septiembre 2008

La cañada real "La Galiana"

Es muy posible que este post no pegue en este blog “temático” pero, como me autoriza su administrador, allá voy. Además, seré breve.
.
Durante los últimos dos años he atravesado infinidad de veces la cañada real La Galiana para ir a mi trabajo. La Cañada es un asentamiento chabolista ubicado junto a Rivas Vaciamadrid. Yo me considero un tipo “bragao”, pero jamás he olvidado poner los seguros en la puerta del coche cada vez que he pasado por allí. No encuentro un ejemplo mejor para describir ese territorio comanche.

Uno de esos días, que llegaba más tarde de lo habitual, tuve una alegría: grupitos de niños y niñas –casi todos de origen marroquí, aunque la población allí sea mayoritariamente gitana- esperaban a sus autobuses escolares. Pensé que tal vez los hijos de aquellos niños tendrán un futuro mejor. Y aquel pensamiento, me hizo sonreír.

Sé que la mayoría de los hombres y mujeres que vi hace poco más de año buscando un hueco en sus cuerpos para inyectarse… ya no están. Que todo puede empeorar. Enfrentarse a esa realidad, aunque sólo fuese de paso, me hacía preguntarme qué demonios hago dedicando una parte de mi tiempo al Sáhara cuando las injusticias están tan cerca de nosotros. No tengo respuesta, pero creo que ninguno elegimos nuestras causas; que son ellas las que nos eligen a nosotros.

Afortunadamente, a partir de ahora, tendré menos problemas de conciencia. Acaban de inaugurar una variante que bordea el poblado. Ya no veré más ese lumpem. Nada se ha solucionado; simplemente hemos puesto una cortina que nos permite dormir placidamente.
.
La foto está tomada de la Red y creo que es de EL PAÍS

9 comentarios:

Martín Bolívar dijo...

Bueno, es un paso adelante. Una buena noticia de todo lo malo con lo que nos encontramos por todas partes. Cordiales saludos.

blogochentaburgos dijo...

Al desarrollo por la educación . Es la mejor manera y una noticia excelente

BIPOLAR dijo...

Tu administrador y tú tenéis razón.
Cortinas y antifaces. Para ayudar a los demás primero tienes que tener tú la casa dispuesta.

Me sumo al comentario de Blog80^^

Merche Pallarés dijo...

Sí el hecho de que los niños vayan al colegio es una gran noticia... Pero tendríamos que ser más solidarios tambien con estos marginados... Besotes, M.

Antònia P. dijo...

Yo tampoco tengo respuestas y estoy de acuerdo que las causas nos eligen. Nolos elegimos nosotros.
Un abrazo solidario y "comprensivo"

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es difícil cerrar los ojos ante la realidad. Tú no lo haces, porque tienes conciencia. Aunque desvíen la carretera.

Francisco O. Campillo dijo...

Después de leer vuestros comentarios, creo que no he sabido expresarme bien. No cambiaré el post, lo escrito escrito está; pero haré un par de aclaraciones:

Me alegró ver a esos niños y niñas esperar su autobús para el cole. Aquí todos estamos de acuerdo en que la educación es la mejor manera de ofrecer oportunidades. Pero esa alegría no me impide seguir pensando que allí, en La Cañada, anida la injusticia.

Y la segunda. Esa variante que tanto nos tranquiliza no ha solucionado nada, es simplemente una manera de ocultar la cabeza como los avestruces.

Gracias a todos por vuestras aportaciones.

BIPOLAR dijo...

Francisco sí se entiende.
Cortinas y antifaces (para no ver y para disimular)

Anónimo dijo...

viven en condiciones miserables, lo han denunciado las autoridades europeas pero siguen ahí. Van al colegio tal vez, pero ni todos ni a diario. A esos niños les esperan las chabolas y la miseria. No nos engañemos. Mientras siga el poblado ahí, no tendrán esperanza de mejorar.