09 agosto 2008

Todos somos iguales

Ayer, EL PAÍS dedicó sus páginas 2 y 3 al conflicto del Sáhara. Uno de los elementos más destacados del reportaje es la opinión de Peter van Walsum, enviado especial de Naciones Unidas para el Sáhara. Desde mi punto de vista, Van Walsum ha cometido el mayor error posible en un negociador entre partes antagónicas al posicionarse claramente a favor de la tesis de una de ellas. Cuando declara que “un Sáhara independiente es inalcanzable”... queda absolutamente descalificado como mediador. Su opinión personal no puede manifestarse en público. No puede hacerlo un veterano diplomático a no ser que anteponga su prestigio personal al éxito de su misión.

Aún así, he leído con detenimiento el reportaje. “A aquellos españoles que se preocupan de corazón por el bienestar de los saharauis les aconsejo que se pregunten si actúan correctamente animando al Polisario a apostar a toda costa por la plena independencia” afirma Van Walsum.

Yo me he preguntado infinidad de veces cuál ha de ser nuestro papel en este conflicto y mi postura personal es la siguiente. Apoyo las decisiones y la estrategia del Polisario como legítimo representante del pueblo saharaui. Ello no me impide pensar –y defenderlo con la limitación de mis fuerzas- que no se deben adoptar posiciones maximalistas y que cualquier posibilidad de acuerdo debe ser analizada. Cualquiera.

Yo he realizado la reflexión que me solicita el señor Van Walsum. En justa contrapartida, le pediría que él realizase otra. No es bueno que en la fachada de Naciones Unidas campee la frase “Todos somos iguales, pero hay unos más iguales que otros”. A Orwell no le haría gracia que una de sus críticas a los regímenes totalitarios terminase guiando la política de la ONU.

Si quieres leer la información de EL PAÍS
pincha aquí

Para consultar la opinión de Antònia
pincha aquí

El artículo de POEMARIO
está aquí
.
Actualización del 15 de agosto
En el blog de Toni Guirao se ha planteado una iniciativa para denunciar la actitud de Peter van Walsum pincha para acceder

5 comentarios:

joaquina dijo...

Ayer leí el artículo mencionado; creo que, por una parte su autor no es objetivo ya que acepta las opiniones de Van Walsum casi como propias, y por otro lado está el representante de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental que ve planear sobre su cabeza que le fuercen a dimitir debido a la postura que ha tomado, y en contra de lo usual el Secretario General de Naciones Unidas no ha incluído sus conclusiones como anexas al informe anual presentado. Van Walsum ha estado en los campamentos de refugiados y en el Sáhara ocupado, ha podido ver con sus propios ojos la situación real, conoce lo que el Derecho internacional defiende y las Resoluciones de Naciones Unidas. Sin embargo, olvida todo eso y ofrece públicamente unas opiniones que descalifican su labor y la de su antecesor, James Baker, que trabajó por una solución efectiva y justa: dar la voz a los ciudadanos incluídos en el censo electoral. Opino que ni el gobierno de Marruecos ni el de la RASD deben olvidar que son los habitantes del Sáhara Occidental quienes tienen la palabra y la legitimidad para elegir la realidad política en la que quieren vivir, y ofrecerles esa posibilidad de emitir su parecer es el principal objetivo.

Antònia P. dijo...

Los saharauis quieren votar y aceptan lo que salga de las urnas: 1 día, sólo uno, para decidir.
No es mucho aunque Marruecos, su rey, un hombre acomplejado, atormentado, que espía a su propia madre no quiere concederles.
Y España, Francia, EEUU e incluso van Walsum le dan la razón. ¿Por qué?
Nadie sabe lo qué nos va a deparar el futuro.
Perdonad que hable de mi. Cuando era una niña mis padres se empeñaron en que tenía que estudiar una carrera. En mi casa no había ni dinero ni propiedades. Vivir era sólo sobrevivir en aquellos tiempos grises.
¿Para qué trabajas tanto? le decían a mi madre
Una niña que, seguramente, va a casarse y a tener hijos, ¿de qué va a servirle una carrera? Además ¿cómo podrás pagársela?
Bien, estuve estudiando con becas, me casé y tuve tres hijas una de las cuales murió al nacer.
Terminé la carrera me puse a trabajar, nunca dejé de hacerlo hasta que una enfermedad me apartó de la vida laboral. Estoy mejor, casi bien.
Nada de lo que me pronosticaron los bienintencionados futurólogos se cumplió.
"Mi hija tiene la misma inteligencia que pudiera tener si fuese un varón" contestaba mi padre. "No veo porque no ha de utilizarla por el hecho de ser mujer. Tampoco creo que, por razón de sexo, su futuro tenga que estar entre fogones. Ella será dueña de su destino y como padre voy a darle todas las facilidades ya que no puedo dejarle otra cosa".
Siempre les estaré agradecida por su generosidad y rebeldía. Por su empeño callado en ir a contracorriente.
Pidamos lo imposible, si lo deseamos, si nos empeñamos, será una realidad. Si Dios quiere, como dicen los saharauis. Inch Allà.
Los veo siempre allí, en su Tierra, libres y felices.
A Lab, a Abdu a Lekbir a Lekhaila a
todos. Si no les dan la Libertad, la cogerán.
Bil bundukia nanalu el horria (perdonad mi hassania macarrónico) coreaban los niños en la manifestación en Barcelona.
"Cogeremos nuestra Libertad, Antònia", me decía Lab.
Esperemos que no sea necesario que empuñen de nuevo la bundukia.
Un abrazo fuerte.
Gracias por la mención.

Merche Pallarés dijo...

Claro un referendum sería contraproducente para los intereses involucrados por eso no lo convocarán. En el fondo ¡ojála! no sea así, pero intuyo que los saharauis les traen al pairo a la ONU, a Marruecos, a España y a Francia, desgraciadamente. Besotes, M.

manzacosas dijo...

Hola. Sí leí el artículo de el País y los comentarios del mediador de marras. Sabes que mi postura es abogar por la plena independencia, pero desde un principio ha comentado que se trata de un tema muy difícil de conseguir. La llave la tiene Marruecos, y todos sabemos qué opinan los goberntantes, que no el pueblo, de Marruecos. Un saludo. Manzacosas

Francisco O. Campillo dijo...

Joaquina
Apuntas un aspecto que merece reflexión: la posición de Ignacio Cembrero, autor del reportaje.

Antònia
Gracias, shukran a ti por estar siempre ahí.

Merche
Desgraciadamente, estoy más de acuerdo contigo de lo que me gustaría.

Manzacosas
¿Por qué demonios tenemos que tener unos gobernantes que nos compliquen la vida en donde nos pondríamos de acuerdo los simples ciudadanos de a pie?