02 julio 2008

Torres y los niños del desierto


Este post ha esperado unos días a que las aguas se calmasen. Por fin nuestra selección de fútbol ha conseguido un éxito notable. No era el momento de destacar a nadie en concreto porque éste ha sido el triunfo de un equipo.

Pero unos días después, ya puedo decirlo, ¡qué alegría con el gol de Fernando Torres! Los caminantes más veteranos ya lo saben, pero nunca está de más recordarlo. Fernando Torres ha ofrecido su imagen de manera altruista a la campaña
“Un Juguete, Una ilusión “ que promueve la Fundación Crecer Jugando. Con la venta del boli solidario en navidades se consigue enviar decenas de miles de juguetes nuevos a los niños y niñas de las zonas más desfavorecidas del planeta. El año pasado –por segunda edición consecutiva- 25.000 de esos juguetes viajaron hasta los campamentos de refugiados de Tinduf. En estos mismos momentos, mis amigos de la Organización Juvenil Española están preparando la tercera entrega en la Hamada.

Así que ojo al dato: el Niño Torres no sólo es capaz de marcar goles decisivos. También es un constructor de sonrisas.

P.S. Buscando una foto para el post, descubro que Puyol también ha colaborado en esta campaña. Ya empezamos a repartir los méritos ;-)

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Buenos tipos, ambos.

Merche Pallarés dijo...

Compraré esos bolis... Tambien está bien que tanto Torres como Pujol sean solidarios. Lo deberían ser TODOS los futbolistas profesionales, con el dinero que ganan... Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Pedro
Sin ninguna duda

Merche
Te aseguro que los bolis que compres servirán para repartir sonrisas. Aunque la Navidad esté un poquito lejos todavía...

Martín Bolívar dijo...

Coincido con pedro ojeda escudero.