20 abril 2008

Desde la discrepancia


Mussa Shelma es el Secretario General de la UJSARIO, la asociación de la juventud saharaui. Nos conocimos en Hagunía cuando diseñábamos las acciones futuras del proyecto de cooperación “Ladrillo a ladrillo – Aidic faidac” y la última vez que nos vimos, planificábamos la manera de fundar una biblioteca en Rabuni donde destinaríamos los más de 20.000 libros en español fruto de la campaña "Libros que nos hacen libres".

Acabo de leer unas
declaraciones de Mussa que me han entristecido profundamente: “De una forma u otra se tiene que solucionar la cuestión, y esto puede ser a través de las armas, de la guerra”.

Comprendo las motivaciones que impulsan a Mussa –y a más jóvenes saharauis exiliados cada día- a hablar así. Pero no las comparto. Sigo creyendo que el retorno a las armas supondría una inmolación estéril de vidas inocentes. Y considero que quienes observamos este conflicto desde la comodidad de nuestros hogares tenemos la obligación moral de favorecer cualquier vía dialogada. En ello estamos.

Con las donaciones y subvenciones obtenidas, y el trabajo gratuito de los voluntarios de la Organización Juvenil Española que impulsan el proyecto Ladrillo a ladrillo, se han edificado siete centros juveniles en la wilaya de El Aaiún y una biblioteca, se han celebrado dos certámenes artísticos y literarios “José Ramón Diego Aguirre” y otras dos entregas de juguetes en el marco de la campaña “Un Juguete, Una Ilusión”, dos cursos de monitores y numerosos encuentros en los campamentos de Tinduf y Tifariti, se ha editado el libro “Una Realidad Irreversible”…

10 comentarios:

Antònia P. dijo...

LA VISITA

Vuelven los dueños


Pasada la hora de las ignominias
los viejos apagaron con tierra las fogatas
las mujeres y niños recogieron las tiendas
los hombres empuñaron el fusil.

La ruta del desierto fue muy dura:
se abrieron paso a tiros en medio de la noche
para no ser esclavos para no ser vendidos
igual que reses en su propio hogar.

Hoy con su pueblo a salvo los guerreros
han vuelto al territorio de la casa invadida
y el enemigo sabe que si alcanza un momento
a ver sus rostros es que va a morir.

¡Oh tú que me censuras pues no escribo
de dioses y me exalto por cosas de la tierra !
conoce a estos hombres: como los inmortales
luchan ardiendo por su libertad.

José Agustín Goitisolo

Merche Pallarés dijo...

Las armas no arreglan nada, es verdad. Pero comprendo la frustración de este joven saharui. Están olvidados de la mano de Dios (o quien sea) desde hace años. Si encontraran petroleo seguro que sería diferente... Besotes, M.

Raúl Urbina dijo...

El diálogo, siempre. Coger las armas es una manera de quitarse la razón (aunque se tenga) y una manera de dar perversas razones a los otros.

Eifonso Lagares dijo...

Siempre el dialogo y nunca la violencia. Entiendo la desesperación que puedan sufrir muchos saharauis, el proceso no avanza y la comunidad internacional no hace nada para acelerar el ritmo.

Un saludo

BIPOLAR dijo...

Comprendo infinitamente a Mussa Shelma. Cuando las vías pacíficas se agotan, cualquier grano del desierto puede convertirse en "un día de furia".

Francisco hay cosas que son inevitables, la frustración y el abandono llevan a la desesperación.

Tu lucha diaria es muy loable.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

qué tristeza la mera formulación de que las armas sean una opción

joaquina dijo...

Opino que optar por las armas es rendirse ante la esperanza, ante el diálogo y la oportunidad de ser libres.
Sé que desde la democracia en que vivo se hace difícil vivir la desesperación del pueblo sahraui. Sólo puede sentir con dolor su situación desesperada, e intentar que su causa sea conocida por mucha gente.
Shukran, un abrazo!

Anónimo dijo...

Si en una negociación nadie cede, es imposible llegar a acuerdos; sin embargo,por mucha desesperación que haya, la guerra sería la peor de las opciones. Se sabe cómo y cuándo empieza pero no hay manera de acabarla, tanto si la ganas como si la pierdes. Es improbable que la violencia pueda resolver el conflicto. pancho

Anónimo dijo...

el maximo herror que ha cometido el pueblo saharaui de converitir un pueblo benduino en un pueblo culta siempre hemos querido la paz,somos un pueblo pacifico por naturaleza,hospitalario,tolerante hasta con el enemigo,hemos llevados 15 años de querra por defender nuestros derecho,hemos aceptado tambien la paz,llevamos 17 esperando que es paz se convierte en realidad,no podemos esperar el infinito en un desierto donde no hay las minimas condiciones de vida.Marruecos sabe perfectamente que no puede con los saharauies,pero es intranisgente por la ayuda de españa,francia,EEUU,la comunidad europea,no seamos hipocritas,debemos exigir a nuestros gobiernos que respeten la legalidad internacional,la exigenica debe ser politica,condiconar sus votos con la solucion del pueblo saharaui,negar la paz al pueblo saharaui,es volver a españa de los 1960-1970
viva el pueblo saharaui libre
mohamed

Francisco O. Campillo dijo...

Mi agradecimiento a quienes habéis dejado vuestras opiniones en este post. Es un tema realmente espinoso, pero una vez más, los "caminantes" demostráis que todo se puede debatir.