10 abril 2008

Conviene no olvidar


Es fácil hablar de los 32 años de lucha del pueblo saharaui y del abandono que sufrieron por parte de España. Sin embargo, manteniendo esa tesis estamos cometiendo al menos dos errores.

La lucha del pueblo saharaui por su independencia es muy anterior al año 1976 en el que se funda la RASD. Uno de los fundadores del movimiento nacionalista saharaui es
Basiri que desde la década de los 60 se destaca como incansable activista y que en las manifestaciones de Zemla fue detenido por tropas españolas y posiblemente murió en alguna de las cunetas de las afueras de El Aaiún. Jamás se sintieron españoles; siempre fueron saharauis.

En cuanto al abandono español –incuestionable- debemos juzgarlo con cierta perspectiva histórica. A finales del año 1.975, España comenzaba a dejar atrás uno de los periodos más nefastos de toda su historia. El precedente de las “guerras de África” que sólo sirvieron para encumbrar a oficiales sin escrúpulos al grito de “ascenso o muerte” despreciando la vida de sus subordinados –soldados de reemplazo con escasa preparación y deficientemente equipados- obligó a tomar una determinación que resultó dramática para el pueblo saharaui. De aquella época son excepción las personalidades con responsabilidad política que supieron mantener el tipo. Jaime de Piniés y poco más.

“Guerra en el Sáhara”, José Ramón Diego Aguirre, Istmo; es un detallado estudio perfectamente documentado de aquella época.
“El corazón de las tinieblas”, Joseph Conrad; es una obra maestra sobre el expolio y el genocidio que Europa perpetró en África.
.
Actualización del 11 de abril
Conviene no olvidar, pero si lo que quieres es mirar al futuro con ilusión, te invito a ver el fotomontaje de la segunda entrega de juguetes en el Sáhara enmarcada en la campaña "Un Juguete, Una Ilusión". Pincha aquí
.
Actualización del 13 de abril
Joaquina -una CAMINANTE habitual- nos deja un enlace al programa de radio "Sáhara 1975: bidanis en el laberinto de las arenas". Entre los protagonistas del reportaje, Pablo I. Dálmases, colaborador de la revista SHUKRAN y uno de quienes vivieron aquellos días convulsos. Si quieres escucharlo o descargátelo, pincha aquí

10 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Conviene no olvidar, en efecto. Y España lo hizo. Lamentable.

joaquina dijo...

Cierto, España era la metrópoli entonces y la colonia del Sáhara Occidental era un lugar para obtener recursos y mano de obra. El tratamiento hacia los habitantes de la colonia era menos cruento que en el caso de otros Estados como Bélgica, Francia e Inglaterra, pero eso no exime a España de su omisión en cuanto a responsable de favorecer la descolonización y la consecución de una forma de gobierno elegida por los saharauis; esto es así ante el derecho internacional y ante el sentimiento de miles de ciudadanos.

Francisco O. Campillo dijo...

Pedro
Así fue, así lo contamos.

Joaquina
España mantiene su responsabilidad intacta en el drama saharaui, estamos de acuerdo. No existen justificaciones, pero es necesario conocer el conjunto de factores de aquel momento; para no perder la perspectiva.

Anónimo dijo...

Siempre he creído que el padre del actual rey de Marruecos, Hassan II, supo buscarse el apoyo de USA y Francia en el asunto de la anexión del Sahara. Los acuerdos de Madrid se tomaron como moneda de cambio de Canarias, Ceuta y Melilla: yo te cedo El Sahara y tu dejas de reivindicar el archipiélago y las plazas dentro de tu territorio. A esto hay que sumar que el régimen estaba en un proceso de descomposición y la sociedad no habría aguantado ni una semana que llegaran a los aeropuertos ataúdes con los soldados muertos en el conflicto. A parte, claro, de la lógica hostilidad que presentaba el Polisario a la presencia española en el Sahara.


La colonización de Africa ha quedado en la memoria colectiva de nuestra sociedad cómo uno de los periodos más tristes de nuestra historia, marcada por El desastre de Annual, posiblemente la mayor derrota de nuestro ejército, donde la incompetencia de unos militares provocó la muerte de casi 10.000 soldados en el tórrido verano de 1921. pancho

Francisco O. Campillo dijo...

Pancho

Veo que estamos de acuerdo una vez más. En cuanto al desastre de Annual, en su día leía una novela de Ramón J. Sender -puedo estar equivocado- que dibujaba a la perfección aquel panorama dantesco ¿Y que decir de la guerra de Sidi Ifni -ahora se cumplen 50 años- a la que el Régimen de aquel entonces sepultó bajo una losa de silencio e indiferencia?
Miremos hacia el futuro para vencer las náuseas.
Un abrazo, Pancho.

manzacosas dijo...

Hola. Conoces mi punto de vista. Tus esfuerzos son encomiables y creo debes seguir en la lucha aunque también creo que podo podemos hacer ya los españoles, pues la solución la tiene la ONU.
Describes perfectamente una situación y tienes toda la razón del mundo.

Por cierto, ese comentarista anónimo acierta plenamente con su exposición de los hechos, y me gustaría decirle que no pasa nada por salir del anonimato. Se le saluda. Manzacosas

joaquina dijo...

El pasado 5 de abril, Radio Nacional de España emitió el radiodocumental “Sáhara 1975: bidanis en el laberinto de las arenas”. Se puede escuchar/descargar aquí: http://www.documentos.rne.es/FRONT_PROGRAMAS?go=111b735a516af85c8a1bd43233f1e700dc113adac078268651d7f221b9fe5a2144bd3cf5ef8bf36a3a85f90cee30f5d8742175dd1605b987d3bdff5a788d91a024501a2825d5ab95cc6c84236eb6ce16

Francisco O. Campillo dijo...

Manzacosas
La solución la tiene la ONU, estamos de acuerdo. Pero España tiene que desempeñar el papel que le corresponde y no mirar hacia otro lado.
En cuanto al comentarista "anónimo" si te fijas, firma como Pancho.

Joaquina
He actualizado el post con tu enlace. Me ha parecido muy interesante.

Anónimo dijo...

Muy bueno y completo el reportaje sobre El Sahara de RNE. Me quedo con la explicación que se da del apoyo americano a la Marcha Verde.
Sobre la cuestión del anonimato, que dice Manzacosas, no creo que tenga relevancia alguna dar tu nombre verdadero o no cuando se trata de personas que no se nos conoce sino en casa, por el bulto que desplazamos, en tu ámbito y en el trabajo; poco más. pancho

Francisco O. Campillo dijo...

Pancho
Me alegro de que CAMINANDO te ayude a descubrir nuevas pistas en el tema del Sáhara. En este caso, el mérito es de Joaquina ¡menuda documentalista!
En cuanto al anonimato... yo no tengo ningún problema. tus comentarios son siempre ponderados y constructivos y nos enriquecen a todos. Siempre serás bienvenido a CAMINANDO ;-)