01 agosto 2007

Feliz cumpleaños


Hoy se cumplen los primeros cien años de una escuela de convivencia, compañerismo, aventura y ciudadanía realmente ejemplar: el escultismo. Me gustaría que este centenario se redondease con la concesión del Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, pero esto último es secundario. Lo verdaderamente importante es que cada día, más de veinticinco millones de chicos, chicas y jóvenes de todo el mundo aprenden entre iguales a construir un mundo mejor. Ellos son un poderoso motor de progreso. También en la hamada de Tinduf; aunque allí lo tienen bastante más difícil.
Actualización
¿Quieres conocer la información que se ofrece en el diario ABC sobre este centenario? Pincha aquí

4 comentarios:

.melo dijo...

Muchas gracias Francisco.

Buena caza,

Francisco O. Campillo dijo...

Gracias a ti, por visitar este espacio.
Hoy comienza el segundo siglo del escultismo y estamos aquí para verlo... ¡Y difundirlo!

Sr.K dijo...

Me gusta lo de poderoso motor de progreso. Esperemos que en el segundo centenario se acaben los complejos de inferioridades que tienen todos los Scouts por serlo.

El cambio lo hacen las personas, no las ideas, ni las revoluciones y la educación es el arma más poderosa contra la injusticia.

Francisco O. Campillo dijo...

Sr. K, me gusta que te guste lo del "motor de progreso". Es una de mis expresiones favoritas, junto a la de "herramientas de construcción masiva". Y comparto tu opinión. Somos las personas -cada uno de nosotros- quienes podemos construir un mundo mejor y más justo.