04 junio 2007

Mi amigo Bahía Mahmud Awah

Mi amigo Bahía Mahmud Awah nació en el Sáhara y ambos aprendimos nuestras primeras letras en idénticos libros, mientras el régimen de aquella España agonizaba entre trasnochados delirios imperiales. Luego, él sufrió el éxodo y el exilio doloroso de su tierra.
Bahía y yo compartimos admiración por algunos autores: Gabriel García Márquez es uno de ellos, y me atrevo a decir que Neruda es otro. Y ambos sentimos debilidad por el Quijote, la cuna de la novela en español.
Aquella lengua que nació entre Castilla y La Rioja, es una riqueza cultural común para Bahía y para mi, y a ambos nos pertenece por igual. A nosotros y a otros cuatrocientos millones de personas en todo el mundo.
Jamás he visto a mi amigo Bahía. Ni he intercambiado unas palabras con él. Yo leo sus escritos y es una de esas personas capaces de hacerme sentir con sus palabras.
Cuando la vida tenga a bien cruzar nuestros caminos, tengo la certeza de que Bahía y yo hablaremos de libros, de Libertad y de futuro. Y me gustaría mantener esa conversación mirando al Atlántico, desde las tierras de un Sáhara donde los saharauis puedan vivir en paz siendo dueños de su futuro.
Actualización
Las mujeres saharauis son realmente ejemplares. También en la creación literaria ¿Sabías quienes son las poetisas saharauis más destacadas? pincha aquí para descubrirlo.
Actualización 2
Publicado el libro Sáhara en el corazón del poeta Sas Nah Larosi. Más información en Poemario por un Sáhara Libre

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias por el enlace a las poetas saharauis. Desconocía su obra y ahora tu enlace me enriquece.

Fran O. Campillo dijo...

Me alegro, Pedro, de poder ayudarte. Piensa que la mayoría de los poetas saharauis vivieron el drama del exilio. Un exilio que se vió agravado cuando cada uno de ellos tuvo que viajar a Cuba para completar sus estudios, y no volvieron a ver a su gente durante doce o quince años. Esas experiencias han condicionado su obra. Pero no leemos en sus páginas odio o resentimiento. Sí ansias de Justicia.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El exilio, otro rasgo que les une a nuestra (su) cultura.

Bahia dijo...

Gracias amigo Francisco, por recordarnos y estar con nosotros en nuestras preocupaciones. Reciba un fuerte abrazo, Bahia