03 septiembre 2012

El Polisario y el yihadismo

En los últimos meses, y muy especialmente en las últimas semanas, días incluso, se han producido una secuencia de hechos preocupantes en los campamentos de refugiados saharauis. La guinda final, desde mi punto de vista, ha sido el viaje mediático que han realizado un grupo de activistas españoles. El apoyo a una causa justa no puede obligarnos a comulgar con ruedas de molino.
Por otro lado, al ser el responsable de SHUKRAN, me he autoimpuesto cierta discreción. No es que me consideré importante, ni muchísimo menos, pero creo que era conveniente esa actitud en favor a la óptima andadura de esa locura que pretende dar visibilidad a la situación del pueblo saharaui.
Cuento todo lo anterior, para que se comprenda que la sensación de soledad que me ha provocado mi posición personal, se ha visto un poquito arropada al leer el post de Ana Camacho, El Frente Polisario declara la guerra al yihadismo, que te recomiendo encarecidamente.
Y te lo recomiendo no para que me comprendas -no soy tan narcisista- sino porque contiene un conjunto de datos y una tesis que te ayudarán a tomar perspectiva sobre la realidad de los campamentos de refugiados de Tinduf y a contruir tu propia opinión, acceder.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez me confundes más. ¿Cuáles son las ruedas de molino?

¿Crees que el artículo de Ana Camacho te da la más mínima razón? Yo creo que todo lo contrario.

¿Sabes cuántos terroristas hay y ha habido siempre en el sur de Francia, o en República Dominicana, o en Cuba, o en Bilbao? Yo tampoco lo sé, pero estoy seguro, por lo que se puede leer en la prensa diaria, que más de 20 en cada uno de esos lugares.

¿Has visto a algún Ministro del Gobierno español recomendar no viajar a esos lugares alguna vez?

La realidad de los Campamentos, a fecha de hoy, no tiene nada que ver con los terroristas (Un secuestro en 37 años).

En Madrid, Bilbao, Sevilla, San Sebastián, Zaragoza, etc, ha habido muchos más actos terroristas, con diferencia, y no por eso hemos dejado de pasear por nuestras calles.

Lo siento, es lo que pienso.
Saludos.

Francisco O. Campillo dijo...

Desde hace bastante tiempo, no contesto a los comentarios del blog porque creo que lo dicho, dicho está, y cada quien tiene derecho a interpretarlo como le dé la real gana. Pero hoy, haré una excepción:
1- Ruedas de molino es aceptar el dictamen de un grupo de activistas que no son expertos en seguridad. Hay más ruedas.
2-Que recomiende el artículo de Ana Camacho no quiere decir que piense que me da la razón.
3- Si después de un secuestro de tres voluntarios no se produce una investigación y no se adoptan medidas...
4-Creo que nadie debe sentir expresar su opinión cuando lo hace de manera educada. Yo soy de los que piensan que se aprende más de la discrepancia que de la uniformidad de pensamiento.

Antònia Pons Valldosera dijo...

No has estado solo y creo que tú lo sabes. A veces decir la verdad tal y como la ves te crea digamos enemigos. Pero como dijo una celebridad: no puedo verlo de otro modo.
A mí tus opiniones al respecto me han provocado que te tenga más admiración y muchísimo respeto. Creo que ya lo sabes.
Un fuerte abrazo, Francisco.