22 enero 2012

Dos fotos, cinco años


Entre estas dos imágenes han pasado casi 5 años justos. Hay muchas diferencias, pero yo veo el mismo pundonor y el mismo espíritu de superación. Sin embargo, no puedo dejar de sonreír cuando recuerdo que aquella niña que no quería quedar la última en sus carreras... ayer se proclamó campeona de Castilla y León de los 3.000 lisos en su categoría. María es mi ejemplo del "pueden los que creen que pueden"

8 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Jopé es que ¡María es una campeona como la copa de un pino! ¡Mil enhorabuenas! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Felicidades, Fran. Qué maravilla.

José María Sánchez y Torreño dijo...

Enhorabuena para todos y para la campeona además, un beso.

joaquina dijo...

Tiene garra y carácter, y un gran potencial atlético. Enhorabuena!

Antònia Pons Valldosera dijo...

María es un ejemplo de que con constancia, tenacidad y esfuerzo se puede conseguir todo.
Felicidades. Un abrazo.

José Núñez de Cela dijo...

Enhorabuena!
... esto acaba de empezar, ya verás/eis.

Francisco O. Campillo dijo...

María es la pera.
Gracias, shukran por vuestros cariñosos comentarios.

Maria dijo...

Cuanto quieres a tu hija María... no es que sea una cotilla pero estaba buscando mi nombre en google y estas son las cosas que una se encuentra jaja