16 noviembre 2011

Cómo votaré el 20N

No he querido escribir este post hasta después de la manifestación de apoyo a la autodeterminación del pueblo saharaui. El caso es que entre las iniciativas para movilizar al movimiento solidario a favor del Sáhara se pide que votemos aquí como lo harían ellos, que como todos sabemos, no pueden hacerlo. Sinceramente, me parece una majadería. Estoy seguro de que está impulsada por muy buenas intenciones, pero lo que tenemos que intentar es que sea el pueblo saharaui, quienes decida un día -uno tan solo en palabras del presidente Abdelaziz- su futuro. Llevo insistiendo en esa letanía más de seis años en este blog, y nunca me atrevería a votar "por ellos". Lo cual no me impide publicar mi opinión día sí y día también, no confundamos el culo con las cuatro témporas. La única votación que tenemos que reclamar los españoles, y que tenemos que exigir que propugne con ahínco nuestro gobierno ante Naciones Unidas, es el referéndum de autodeterminación.

¿Acaso quienes pretenden pescar en río revuelto piden el voto para el Partido Popular? No creo, pero es innegable que fue su último gobierno, presidido por José María Aznar, el que gozó de mayores simpatías entre la población saharaui refugiada en Tinduf. Sería bueno preguntarse el porqué.

Así que yo votaré pensando en mi futuro y en el de mi familia porque eso es lo que se decidirá el 20 de noviembre; por cierto, Día Mundial de la Infancia, ¡qué sensibilidad la de Zapatero para elegir la fecha! Y al día sigiente, y al otro y al otro, seguiré machaconamente insistiendo en la necesidad de convocar el verdadero referéndum que reclama con toda justicia el pueblo saharaui. Qué le vamos a hacer, soy cabezota y publicar en CAMINANDO sigue siendo gratis.

Y finalmente, votaré en blanco para el Senado. Esa Cámara es una patochada de tamaño familiar que nos cuesta un potosí y que nadie ha sabido explicarme, en casi treinta años que llevo acudiendo a las urnas, para qué demonios sirve. Seré muy cortito de entendederas, pero todo tiene un límite.

Hoy quiero invitarte a leer 20N

1 comentario:

Antònia Pons Valldosera dijo...

El artículo que recomiendas es buenísimo: habla poco y bien. La mejor campaña que se le ha hecho al PP no ha salido de los peperos sino de las otras formaciones políticas especialmente del PSOE.
En cuanto a la manifestación de Madrid: todo muy... festivo. Resulta que este año no he podido asistir por una situación familiar complicada y porque resulta muy caro. En autocar fui una vez y no me quedaron ganas de repetir. De ida aún, ahora, a la vuelta, en Bujaraloz ya no podía más.
Es difícil conjugar tantas cosas en un solo voto, en mi caso: Catalunya, el Sahara y el futuro incierto que se abre ante mi familia, especialmente a una de mis hijas. El orden es lo de menos.
En mi tierra gobierna CiU y lo que está pasando en Educación y en Sanidad es altamente preocupante eso por no hablar de la posición de los catalanistas respecto al Sahara.
Respecto a las recomendaciones de CEAS, deberíamos hablar primero del color que predomina en esta federación de asociaciones. ¿Sabes que escribieron una carta privada a la ministra de Exteriores que no ha trascendido públicamente? Una regañina en privado. La distribuyeron a todo quisqui con la petición de que no se hiciera pública, cosa que no entendí en absoluto. Llegó a mi correo y eso que nosotros no formamos parte de CEAS, pero como nos tienen entre sus contactos...
Comparto tu postura respecto al Sahara. Menos folklore y más efectividad. Menos ir a salto de mata y más previsión.
La democracia no consiste en acudir cada 4 años a las urnas y depositar un voto y luego olvidarnos del tema hasta la próxima cita electoral. Deberíamos participar más.
Respecto al resultado del 20N (tiene tela la fecha) mi faceta más malvada desea que ocurriera lo que en Bélgica, (las mayorías absolutas son el refugio de los que se creen ungidos del Señor y es altamente peligrosa para el oído de quienes las consiguen). Una temporadita sin gobierno tal vez nos fuera bien.
Un abrazo.