29 octubre 2011

Secuestro en el Sáhara, por Gonzalo Moure

Reproduzco íntegro el artículo que hoy publica Gonzalo Moure -una figura clave en la cooperación con el pueblo saharaui exiliado en Tinduf- en EL PAÍS

El Gobierno pide a la ONU un informe sobre la seguridad en los campamentos de refugiados de Tinduf, tras el secuestro de dos cooperantes españoles y una italiana. Que nos lo pida también a nosotros, cooperantes y voluntarios que pasamos mucho tiempo allí.

El sentimiento de seguridad que tenemos en los campamentos es mucho más que positivo. Nunca había ocurrido algo semejante, ni siquiera algún incidente que se pueda comparar. Son 36 años ya de cooperación, miles de asociaciones y decenas de miles de españoles los que hemos pasado por Rabuni y los diferentes campamentos, y nos hemos sentido siempre seguros, protegidos, y al mismo tiempo relajados, porque la vigilancia no es (al menos no lo ha sido) asfixiante. Incluso es posible que la relajación de tantos años de normalidad haya facilitado las cosas a los secuestradores. Creemos que la seguridad nunca está garantizada en ningún sitio: ni en la terraza de un bar de Casablanca, ni en los trenes de la capital de España, ni en el corazón de Nueva York.

Los voluntarios y cooperantes en los campamentos de refugiados son necesarios, porque ni la comunidad internacional ni nuestro Gobierno atiende (o puede atender) todas las necesidades que hay allí: cirugía y diagnóstico, potabilización, programas agrícolas, educación, y un largo etcétera. Si se cortara la presencia de cooperantes españoles en Tinduf, lo pagaría la población inocente, que necesita prácticamente todo. Todas las asociaciones operantes en los campamentos seguiremos adelante con nuestros programas, también con nuestra presencia personal.

Como no creemos que se vaya a prohibir el turismo a Casablanca ni a El Cairo, tampoco sería admisible una limitación a los viajes de cooperantes al Sáhara.

Hoy te invito a leer el post que sirve de obituario al pintor saharaui Fadili Yeslem, Adios Fadili

2 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Si quieres leer el artículo completo está aquí.
La parte final que El país debe de haber cortado me parece también muy importante. Los cooperantes son víctimas y no los causantes de su secuestro.
Por cierto acabo de ver en TV3, canal noticias, unas informaciones muy preocupantes que a bote pronto no me quiero imaginar qué consecuencias puedan tener de confirmarse la noticias
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Uy, qué fuerte la noticia de TV3... Leí el artículo que me pareció correctísimo y no me extraña que "El País" lo haya recortado. Muchas veces lo hacen. ¡Qué desgracia que los ciudadanos no podamos contra los poderes fácticos! Ellos hacen y deshacen a su antojo. Una miserable vergüenza. Besotes, M.