05 octubre 2011

El escándalo del Café Espolón

Llevamos meses descubriendo cuentas que no cuadran, o al menos, así lo denuncian quienes han tomado las riendas de sus nuevas responsabilidades institucionales. No soy capaz de entenderlo. No el despilfarro en si, puesto que ese resulta evidente, sino que quien denuncia falsedad en las cuentas públicas no termine en los tribunales; para presentar una demanda, o para declarar ante el juez por injurias ¿No hay delito en que esas cuentas que nos facilitan a los ciudadanos sean falsas? Pero dejémos de divagar y vamos a un hecho concreto.

La última golfería se ha producido en mi ciudad, Burgos, más información. Resulta que el Café Espolón -uno de mis favoritos, por cierto- lleva 10 años ¡ojo! diez añitos, uno detrás de otro, sin pagar ni el alquiler, ni la luz, ni la terraza. Como el propietario del local es el Ayuntamiento de Burgos, pues resulta que el presunto-supuesto caradura nos debe a los burgaleses unos 600.000 euros. Y ahora, el nuevo alcalde, Javier Lacalle, nos dice que no abrirá ninguna investigación porque su responsabilidad se inicia con la toma de posesión ¡manda carreta de huevos! Vamos, que si algún funcionario se ha tocado el higo y no pasaba los recibos, es un suponer, pues de rositas; o si algún político se tocaba el higo y la higuera, pues idem de idem ¿Tendrá algo que ver que el anterior alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, pertenece al PP, el mismo partido que el alcalde actual, y que ha sido su mentor en su ya dilatada trayectoria de servicio a nuestra ciudad? Porque para quien no lo sepa, Lacalle fue la mano derecha de Aparicio cuando el segundo era alcalde de Burgos, 2003-2011.

No me caen bien los jetas, pero precisamente en estos momentos tan duros, donde tantos tenemos que hacer tantos sacrificios, es doblemente hiriente que aquel que debe actuar de manera ejemplarizante adopte la postura de la esfinge. Puede que el inquilino tenga alguna justificación para su actitud, que el cuerpo de funcionarios del ayuntamiento haya actuado correctamente, que nuestros representantes hayan sido diligentes... Pero si mi ayuntamiento tiene que tener 600.000 euros en la caja y no están, como mínimo, deberá abrirse una investigación rigorosa.


P.S. La subida de tasas que va a aplicar el Ayuntamiento de Burgos va a suponer un desembolso adicional de unos 19 euros por ciudadano para el próximo año. Serían solo 15 euros si cobrásemos los 600.000 del ala.


La fotografía del Café Espolón es de Patricia y está tomada de la edición digital de el DIARIO DE BURGOS.

5 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Qué chorizos! Por supuesto que no tenemos tanto pan... Lo que cuentas de "El Espolón" es una vergüenza, una estafa al ciudadano y un robo a mano armada. Estos politicastros si devolvieran todo lo robado no tendríamos tanta falta de liquidez. Hay que acabar con ellos. Propongo que en las próximas elecciones o votamos todos en masa por Rubalcaba o nos abstenemos, también en masa. Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Merche
Lamento no poder compartir tu propuesta. No pienso votar a Rubalcaba, ni a abstenerme, y -permíteme la coña- mucho menos en masa ;-)

Merche Pallarés dijo...

Pues ¡allá tú! ¿Prefieres a Rajoy? O ¿alguno de los partidos periféricos que no llegarán a nada? Vale que al PSOE les ha caido lo que les ha caido y Zapatero ha sido un líder pusilánime y no ha sabido imponerse pero, sinceramente, el único político que yo veo inteligente e íntegro (¡ojo! el único) y que puede cambiar las tornas (aunque sea un poquito) es Rubalcaba. Necesitamos LÍDERES no politicastros. Además el hecho de que bajo Rubalcaba la ETA haya prácticamente desaparecido le hace subir muchos puntos en mi apreciación. Ahora, tu haz lo que quieras, querido. Besotes, M.

Antònia Pons Valldosera dijo...

¡Debe de haber por ahí tantos espolones!
En Lleida hoy han presentado una especie de engendro mecánico para limpiar el exceso de vegetación del fondo. Debe haber costado una pasta que lo flipas. Llamadme malpensada pero a mi me gustaría saber quién ha sido el vendedor.
Sobre lo del voto, esperaré a ver si me convencen en la campaña.
Ahora bien, Mariano está descartado desde un buen principio. No me gusta su nombre.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Pues, Antònia, en Ibiza cuando hicieron las autovías los peperos, compraron unos armatostes anti-nieve (¡!) que ahí están acumulando polvo pero que se gastaron una pasta gansa y alguien por supuesto se la embolsó. Queridos, la MAFIA está detrás del PP, créedme. Besotes, M.