13 septiembre 2011

Tribuna sobre Marruecos en EL PAÍS

Hoy, Thierry Desrues -científico del CSIC y analista de la realidad marroquí- publica una tribuna en EL PAÍS bajo el título "Mohamed VI, soledad del poder y reformas", de la que destaco dos de sus titulares:

"La realidad es que Mohamed VI se encuentra solo en el proceso de reforma."

"El país está huérfano de un sistema de partidos y un Parlamento legitimados por la población."

Ambos nos dan una idea del contenido del artículo, en el que el monarca parece enfrentarse a dificultades insalvables para logar la verdadera modernización de su país. Y la conjunción de esos mismos titulares, curiosamente, desacredita la tesis del autor porque si no fuese por las severas deficiencias del sistema político marroquí sería innecesaria cualquier tipo de profunda reforma, y porque el único capaz de implusarla de manera pacífica es quien se encuentra en la cúspide de un sistema pseudo feudal. Sin embargo, Tierry Desrues pasa con exquisita delicadeza por un dato fundamental: tras doce años de reinado, Mohamed VI mantiene prácticamente intactos los inmensos poderes que heredó de su padre. No me parece el mejor aval del espíritu reformador ese apego al mando.

Y para quienes quieren establecer paralelismos con la Transición española, me gustaría recalcar un hecho de capital importancia: Juan Carlos I heredó a finales del 75 poderes casi absolutos, un sistema de representación esperpéntico, y unas instituciones reacias a cualquier tipo de apertura. Tres años después, un Parlamento en el que ya estaban representadas todas las fuerzas políticas, redactaba una Constitución que aprobaría la inmensa mayoria del pueblo español y que, entre otras muchísimas cosas, restaba la práctica totalidad de los poderes del monarca ¿Qué ha cambiado en el sistema político de Marruecos en 12 años? La España del 78 era diametralmente diferente a la del 75. Así que insisto, pueden los que creen que pueden... sobre todo cuando ejercen el poder.

1 comentario:

Antònia Pons Valldosera dijo...

¿Tu crees que la España del 78 era muy distinta de la del 75? Yo creo que le lavaron la cara, le pusieron un vestido nuevo pero no le cambiaron la ropa interior. Si así hubiera sido ¿crees que estaríamos hablando aún de la ley del aborto? ¿o que se montarían estos cirios con lo del JMJ?
¿O que algunos se tirarían de los pelos cuando se habla de memoria histórica?
Claro que las leyes y la estructura del estado cambió en un plis-plas. Todo el mundo tenía miedo y me da que aún lo tenemos. La sociedad no cambia tan deprisa.
Tu análisis del artículo muy bueno pero a mi todos los voceros de las bondades de M6 ya como que me aburren tratando de justificar lo injustificable.
Un abrazo.