29 septiembre 2011

Dos cifras que sonrojan

La aplicación del impuesto del patrimonio generará, según las previsiones más optimistas, unos ingresos al erario de 1.000 millones de euros en 2.012.
Hoy, el gobierno saliente endosará al entrante un déficit tarifario por el consumo eléctrico de 22.000 millones. Ese déficit es fruto de una de las políticas energéticas más desastrosas que nos podamos imaginar y de la actitud irresponsable de pasarle la patata caliente al que venga ¡Y que arree!
Es fácil descubrir la demagogia, únicamente se requiere tiempo y reposo. Llevamos tres semanas discutiendo sobre ese impuesto para los ricos -casi me da la risa al escribirlo- que no servirá para prácticamente nada.
Por cierto, algún político sacó pecho y afirmó: "Es que usted no sabe lo que yo podría hacer con 1.000 millones de euros", a lo que un bloguero le contestó: "Si que lo sé... despilfarrarlo".
.
P.S. A finales de 2.010 el gobierno adoptó una serie de medidas que condujeron a la parálisis del recién nacido sector fotovoltaico español culpabilizándole de un déficit tarifario del que no tenía ninguna responsabilidad porque era fruto de medidas políticas irresponsables y demagógicas. El gobierno Aznar sembró la mala hierba que propiciaba ese déficit, y los sucesivos gobiernos de Zapatero no han sido capaces de eliminar esa ponzoña porque han preferido repartir bombillitas a hacer su trabajo. Todos los consumidores españoles llevamos 14 años dejando a deber una parte del recibo. Las compañías eléctricas no tienen prisa, y saben que cobrarán la deuda íntegra más los intereses que va generando.

2 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Y mientras se suceden los recortes: sanidad, educación, y lo que te rondaré morena. No sé si el impuesto nuevo va a servir de mucho pero es de justicia que quién más tenga más pague. Es lo mismo que el impuesto de sucesiones con el que llevan mareando la perdiz hace mucho tiempo.
El día a día, para muchas personas se vuelve imposible. Lo estoy viviendo muy de cerca.
Las compañías de ladrones, perdón las eléctricas más les valiera proporcionar servicios de calidad y no la mierda que ofrecen a buen precio. Los cortes son incesantes en nuestro pueblo y más vale que no caiga ni una gota porque aquel día hay que comer un bocadillo. Estoy harta de pagar servicios tercermundistas a precio del primer mundo.
Un abrazo,

Merche Pallarés dijo...

Al volver de Ibiza en mayo (despues de haber estado ausente tres meses) me llevé la desagradable sorpresa de que Endesa me "endesaba" un recibo (estimado) de 80€. Luego llegó otro de 50€ (¡sin haber estado en casa!). Les llamé. Puse el grito en el cielo y les dije que NO me mandaran recibos "estimados" que solo pagaría lo que marcaba el contador y ni un euro mas. Firmé un nuevo contrato y ahora sí, me cobran cada dos meses lo que marca el contador. El último fue de 29€ y pico. Y, por supuesto, me devolvieron los extras que me cobraron de mas. El que no llora, no mama... Besotes, M.