10 agosto 2011

Si tu supieras

Antònia Pons es una de las personas que mejor escribe sobre el Sáhara. Sus relatos son estremecedores y sabe describir los sentimientos más íntimos de una manera impactante. Antònia construye su blog, SÀHARAPONENT con tesón, y colabora con la revista SHUKRAN enriqueciéndola con cada una de sus aportaciones. Además, es un miembro activo del movimiento solidario a favor de la causa saharaui.

Y por si todo esto fuese poco, Antònia decidió reunir algunos de sus relatos breves en un libro y publicarlos a través de Bubok. SI TU SUPIERAS es el resultado de ese trabajo, que se puede adquirir en formato papel o como archivo pdf acceder

Hace tiempo que quería escribir la reseña de esta obra, pero ya sabéis... cuando se trata de una amiga lo vas dejando para mañana, para mañana... y cuando quieres darte cuenta ha pasado ni se sabe el tiempo. Porque yo considero a Antònia mi amiga. He seguido su labor casi día a día desde hace ya más de seis años. Y he aprendido a admirar su labor y su magistral forma de escribir.

Leer cada relato de SI TU SUPIERAS es sumergirse en aguas que muchas veces nos provocarán escalofrios, pero que jamás nos dejarán indiferentes. Así que con la seguridad de quien sabe que acertará con su propuesta, te invito a emprender una andadura apasionante junto a Antònia.


Si tu supieras..." no es una lección de historia, no son postulados políticos, ni una compilación de tradiciones saharauis. Es mucho más que eso. "Si tu supieras..." es una defensa de la libertad y un grito contra la opresión en su forma más bella, a través de breves pero intensos relatos que parecen pequeños dulces que a menudo esconden un fruto amargo en su interior: la injusticia que sufre nuestro querido pueblo saharaui desde hace ya más de tres décadas.

Ceci Artigues

2 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Estupenda reseña, Fran, porque sí nuestra querida ANTÒNIA es una escritora fantástica y una luchadora por los derechos saharauís infatigable. Besotes, M.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Gracias Fran por tus palabras. No sé qué decir. Shukran.
Un abrazo