25 julio 2011

Hoy, solo dolor

Hoy, este blog quiere rendir su sencillo homenaje a las víctimas inocentes de Noruega. Nunca podremos entender que sucede en el interior de ciertas mentes que son capaces de provocar tanto dolor. Y algo más: no permitamos que nuestra ira contribuya jamás a la consecución de sus abyectos fines.


P.S. Por cierto, se equivocan quienes pretenden ubicar al terrorista (a éste o a cualquier otro) en un extremo del arco político, porque quienes utilizan la violencia, automáticamente, se autoexcluyen del ejercicio de la política, que sigue siendo una actividad noble aún a pesar de algunos.

3 comentarios:

Frank Invernoz dijo...

Me adhiero firmemente. Sentimos mucho esa locura que terminó con la vida de varias personas entre el horror de la violencia.

Aldabra dijo...

Una barbarie que me deja sin palabras.

biquiños,

p.d.: espero que tu hija haya superado ese bache y vuelva a tener las mismas ganas de correr que antes.

Merche Pallarés dijo...

Los extremismos fanáticos nunca llegan a buen puerto. Mi corazón está con esas jóvenes víctimas noruegas. Besotes, M.