06 septiembre 2010

Cinco años caminando

Hoy, CAMINANDO EN EL DESIERTO cumple cinco añitos de andadura. En un mundo tan acelerado como Internet, cinco años son casi una era geológica, así que comprenderéis que quiera celebrar este evento antes de que se colapse la Red difundiendo la buena nueva ;-)

Sin embargo, no hablaré ni de mí ni de mi blog. Hoy solo quiero dar las gracias a quienes he ido conociendo en esta carrera de fondo… y de obstáculos, que de todo ha habido.

Gracias a la combativa
Antònia, que siempre me estremece con sus extraordinarios relatos; gracias a Blogofago –sin tilde- con quien tanto aprendí en mis primeros pasos y que me descubrió la Blogosfera; gracias a Pedro, que me colgó la cruz de “blog necesario” que procuro llevar con la mayor dignidad posible; a Conchi y Bahía, que jamás abandonan y nos sirven de ejemplo; a Joaquina, por su serena constancia y por su rigor; a Guillermo que me dedicó uno de los mejores piropos al confundirme con el maestro Galeano; al Bubi, ese pajarillo que alienta tantas esperanzas; a Merche, con la que tengo pendiente una visita a Atapuerca; a Pep por tener esa manera tan especial de ver que ahora comparte en una exposición en la que le deseo la mejor de las suertes; a la viajera Alicia; al reflexivo Chejdan; al introspectivo Raúl, a Agaila…. gracias a Félix, que sabe que la duda es el motor del progreso; a Maite por sus relatos, incluso por los que no entiendo; a Carlos, que nos aporta argumentos sólidos; a Luis por escribir de esa manera endiabladamente deliciosa; a Bilbo, que tan bien sabe acompañar; a Edi y su afán por conseguir que el Arte sea una herramienta más a favor del pueblo saharaui, a Isabel, la única mujer europea que conozco que viste la melfa con discreta elegancia; a Sáhara Deportes por explorar nuevas vías de cooperación; a Sáhara Resiste, a quienes tanto echamos de menos últimamente; a Mercè por compartir su visión personal sobre África… y a tantos otros que siempre están ahí, aguantando el temporal.

Gracias a quienes habéis seguido este blog y a quienes lo habéis enriquecido con vuestros comentarios y con vuestras colaboraciones generosas. Sé que hay olvidos, pero no quería seguir la senda cómoda del agradecimiento general anónimo. Espero que perdonéis los tropiezos. Pero tengo la absoluta certeza de que si tuviese miedo a equivocarme… jamás haría nada. Así que he decido cometer muchos errores.

A todos vosotros, porque me ayudáis a descubrir cada día mi mejor yo… SHUKRAN. Más pronto que tarde, brindaremos con el vino más rojo en un Sáhara saharaui, mirando al Atlántico en paz. Yo pagaré la primera botella de ese vino.

Y ahora, después de esta concesión a la nostalgia, seguiremos caminando. Construyendo el número 28 de la revista
SHUKRAN, por ejemplo. No es mal empeño, por cierto.

11 comentarios:

joaquina dijo...

Gracias a ti, por el caminar. Ya quisiera yo poder aportar más, pero creo que el problema es que abarco muchos frentes.
Sobre lo de brindar con vino, ummm! diría que Bahia no estará de acuerdo. Vamos a tener que brindar con té.
Un abrazo!

Félix Soria dijo...

¡¡¡Enhorabuena!!! Además, el camino que recorre la bitácora abre caminos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Querido Fran: gracias a ti por tu esfuerzo, tu constancia y tu compañerismo.
Sigue siendo un blog necesario.
Cualquier día de estos, un café.
Un abrazo.

Antònia dijo...

Fran, feliz cumpleblog. Cinco años son unos cuantos en este mundo virtual.
Caminando se ha convertido en un blog de referencia. ¡Ojalá no tenga que prolongarse otros cinco, o sí pero reconvertido en un blog de la Independencia! Ese día sí que brindaremos con el vino més dulce.
Nos vemos pronto en las playas del Aaiún.
Un abrazo.

Mª Mercè dijo...

Alguien se ha adelantado...Antònia, cómo no!
Iba a desearte muchos más años, pero desde la Independencia sahrauí.

En fin..., que ya debes de saber que voy pasando y que no dejo comentarios, más de una vez porque mis lecturas son a unas horas intempestivas nocturnas y ya no tengo la cabeza como para dejar un "comment" de provecho.

Decirte que sigo paso a paso lo que acontece por esos lares que nos interesan. Antònia ya me pone al día por el feis.

¿Y si te mando un fuerte abrazo para este quinto aniversario? No estaría mal ¿verdad?

Pues eso, un abrazo muy, muy fuerte!!

Mª Mercè dijo...

Olvidé decirte ya hace tiempo, que mi blog cambió de nombre hace unos meses, y no lo tienes "corregido". Ahora se llama "Un pont de mar blava".

Besos, esta vez.

Merche Pallarés dijo...

Ay, mi querido Fran, sabes que te deseo todas las enhorabuenas del mundo por tus cinco añitos y deseo que, aunque cuesta, sigas muchos años más, con tu SHUKRAN, con tu infatigable defensa del noble pueblo saharaui, con los logros atléticos de María (presiento que sale a tí... con ese tesón...). Y, ¡SÍ! iremos a Atapuerca. Hacia finales de septiembre estaré por allí. Muchos besotes, M.

Chejdan dijo...

gracias fran, con gente como tu nuesto sahara aun sigue a pie de lucha y te aseguro que los saharauis no os defraudaremos

feliz cumpleblog que sigas en tu empeño y tu abnegable constancia

mil gracias en mi nombre y en el de los saharauis

Poemario por un Sahara Libre dijo...

Mil besos y gracias Fran por tu elegancia y certera reflexión y en especial la constacia en la lucha y por convertirte en un blog imprescindible de visitar todos los días. Bahia tiene pendiente probar un poquito de vino (aunque sólo sea mojarse los labios) el día que el Sahara sea libre por fin. La ocasión sin duda lo merece. Ojala que todos lo veamos y lo celebremos juntos. Besos

Raúl Urbina dijo...

Enhorabuena una y mil veces, Fran.

Por un lado, mantener un blog durante cinco años es una empresa que va mucho más allá del capricho, la voluntad esporádica y los buenos propósitos (que no hay que confundir con los propósitos buenos).

Por otro lado, y precisamente por lo anterior, se ve que Caminando es un lugar de encuentro en torno a un pueblo que lo necesita, aunque me atrevería a decir que es más: es un blog solidario y, a la vez, tremendamente bien escrito y que nos deja a los lectores una huella profunda.

Muchas gracias por todo. Sólo queda esperar (por pedir, que no quede), que en un tiempo no muy lejano el blog pudiese hablar de un cambio notable en la población del pueblo saharaui.

Un abrazo.
Raúl

Anónimo dijo...

hola Fran, gracias de seguir alli, aportando a nuestra causa, necesitamos de caminando,para sequir el camino de la libertad,caminando tambien es la voz de las historias del pueblo saharaui.
mil gracias.Mohamed