12 julio 2010

CAMPEONES


Un equipo ejemplar -en el sentido literal del término- ha ganado el Campeonato del Mundo de Fútbol. Hoy, la victoria ha preferido a los buenos.
.
Jugadores excepcionales y un seleccionador alejado de los focos del protagonismo han sido capaces de conformar un equipo sin complejos, pero sin soberbias, que ofrece a la generación de mis hijas una lección magistral: el esfuerzo, el tesón y el trabajo conjunto te pueden llevar al éxito.
.
Y a mi generación, y a todos, nos acaban de dar una grandísima alegría. Porque, merecidamente, somos campeones del mundo.
.
La foto está tomada de la edición digital de EL PAÍS.

3 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Fue un partido emocionante pero me dió mucha rabia lo sucio que jugaron los holandeses, mientras que el partido con Alemania fue de caballeros. Nuestros chicos merecían ganar y ¡han ganado! ¡BIEEEEEN! Besotes, M.

LUISA M. dijo...

Lo has expresado muy bien, Francisco. Totalmente de acuerdo contigo. Ha sido una victoria merecida. La unión, el trabajo de equipo, el esfuerzo... ¡ojalá contagien estos valores tanto como el entusiasmo que hemos vivido estas semanas!
Un abrazo.

BIPOLAR dijo...

todo un ejemplo a seguir.
¡viva la humildad!