21 mayo 2010

Vacaciones en Paz 2010

En sólo unas semanas, gran parte de la infancia saharaui exiliada abandonará la Hamada argelina durante un par de meses para viajar a España en una nueva edición del programa “Vacaciones en Paz”. Estamos hablando de casi diez mil niños y niñas que podrán vivir un verano diferente gracias a la generosidad de otras tantas familias españolas. “Vacaciones en Paz” es, sin ninguna duda, una de las acciones solidarias más ejemplares de las que se desarrollan en nuestro país.

Cada verano se crean nuevos lazos afectivos, se refuerzan otros, se detectan enfermedades que pasarían desapercibidas en la precariedad de los campamentos de refugiados… se aprende a sonreír cuando no se encuentran las palabras. Se acercan dos culturas que convivieron durante casi un siglo de colonialismo que no fue tan amistoso y próspero para el pueblo saharaui como algunos maniqueos intentan difundir en nuestros días. Pero esa es otra historia.

Allí estarán preparando los equipajes. Aquí, ultimando las gestiones. Y hoy, este blog quiere rendir un homenaje a todos los hombres y mujeres que con su esfuerzo entusiasta y gratuito hacen posible el milagro de unas verdaderas vacaciones en paz para la infancia de un pueblo al que tantos parecen empeñados en empujar a la guerra.

7 comentarios:

Aldabra dijo...

llegan a un pararíso porque para ellos la comida, el agua, la ropa, medicamentos, el cariño, todo eso y más es el paraíso.

biquiños,

Francisco O. Campillo dijo...

Aldabra
Permíteme un apunte.
La comida, el agua, la ropa, los medicamentos... son algo que escasea en los campamentos de Tinduf. Pero el cariño es algo a lo que nuestros jóvenes viajeros ya están acostumbrados porque sus familias se lo proporcionan en abundancia
;-)

Antònia Pons Valldosera dijo...

Ya no queda nada. Pronto estarán aquí los pequeños embajadores.
Ojalá nunca tengan que retomar las armas.
Un abrazo.

Martín Bolívar dijo...

He percibido la alegría y felicidad de un niño saharaui que fue acogido aquí en Avilés por una familia amigo. Lo más triste fue que el año pasado ya no pudo volver a visitarnos otra vez. Una pena.

bilbo dijo...

Estos días pasados he podido comprobar los nervios de los niños. Solo piensan en las Vacaciones.

Saludos.

Quin dijo...

Ya nos tarda el día en que podamos abrazar a nuestra niña Salka.

Cuándo será el día que los refugiados de Tinduf, puedan volver a su tierra libre de la opresión del tirano marroquí ?.

¡SAHARA LIBRE!

Anónimo dijo...

Olaia-Guipuzcoa. Estoy deseando que llegue Fatimetu, no veo el momento de volver a abrazarla, llevo dos años acogiéndola, este va a ser el tercero, estoy encantada con poder brindarle una oportunidad como esta y ayudarle en lo que pueda.