27 mayo 2010

Un paso al frente

Permitidme que hoy os hable de CAMINANDO EN EL DESIERTO; prometo ser breve. Este blog nació para satisfacer una necesidad íntima: la que tenemos todos los homínidos de comunicarnos. Pero aunque he tenido claro que ésta es una bitácora, digamos… personal, siempre he albergado la intención de abrirla de par en par. No es generosidad sino todo lo contrario.

Para ello están los comentarios. Aún recuerdo el tiempo en que pensé que no funcionaban correctamente y tuve que introducir uno yo mismo para comprobar que no era ese el problema. También he publicado algunas colaboraciones de algunos amigos; atracos a mano armada.

Han cambiado muchas cosas en el blog, pero siempre, en sus casi cinco años de andadura, ha estado abierto a las colaboraciones. Creo que ese espíritu ha servido para impulsar la revista
SHUKRAN, que hoy sí, podemos decir que es fruto de un esfuerzo colectivo. Y mañana mismo, publicaré una colaboración de Chejdan –poeta de la Generación de la Amistad Saharaui- que quiere enriquecer este blog con sus aportaciones.

Como dijo el otro: después de tantos años al borde del abismo… por fin hemos dado un paso al frente ;-)

3 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

No es por hacer la pelota pero creo que Caminando no necesita impulso, tiene suficiente.
Un poeta de la generación de la amistad ¿eh?
¡Qué envidia! y no voy a decir sana ni nada, envidia cochina de la de color verde ;-)
Leí el comment de Chejdan y ahora en serio, mañana lo primero que voy a hacer es sentarme a leerlo.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Enhorabuena Fran! Cinco años ¡ya! y es un gran blog. Perdona mi ausencia de comentarios en algunos de tus posts pero los leo, los leo. Ahora estoy un poco liada organizando la mudanza a la península. Besotes, M.

joaquina dijo...

A pesar del vértigo de ver cerca el abismo, sé que tu caminar (y el del blog) siempre será hacia adelante.
Un abrazo!