10 mayo 2010

La sonrisa de Salka

Me dijo que se llamaba Salka… y estoy seguro de que no me mintió. Le pedí una sonrisa y me regaló ésta.

1 comentario:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Una sonrisa maravillosa y dulce la de Salka.
Un abrazo.