17 noviembre 2009

Una cuestión menor

Navegando en la Red he visto el nombre de Aminetu Haidar escrito de media docena de maneras diferentes. Con la que está cayendo, tal vez sea una trivialidad hablar de ortografía, pero esto es CAMINANDO, lo siento. Cuando utilizamos las formas francófonas (Aminatou o Tindouf por poner sólo dos ejemplos) o escribimos “Sahara”, sin tilde en la primera a, estamos cediendo un terreno que el pueblo saharaui ha conquistado con gran coraje. Porque ellos defienden la lengua española como algo propio y como una seña de identidad que les diferencia de quienes se han apropiado de su tierra por la fuerza.

No me hace mucha gracia desempeñar el papel de "corrector" porque carezco del bagaje necesario para ello; aunque me sienta crecido ante un periódico que veía cada día la luz con una colosal falta de ortografía en su cabecera. Por eso no insistiré mucho en este tema “menor”. Aunque tengo que reconocer que me hace sonreír que en la Hamada se defienda con más ahínco nuestra lengua común que en su cuna de nacimiento. No en vano, allí tuvieron que dibujar a mano el signo de la eñe (la virgulilla) en todos los libros de todos los escolares saharauis porque aquellos textos se habían editado… ¡en Suecia!

Si quieres conocer la última hora sobre las iniciativas parlamentarias a favor de Aminetu Haidar,
pincha aquí

10 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Escribo Sahara sin tilde porque mi word me da error cuando inconscientemente se la pongo. He oido pronunciarla Sáhara, esdrújula, sahara, llana y Shará, aguda entre los saharauis. Pero a partir de ahora voy a hacerte caso. Y mi word que ¡se fastidie!
Un abrazo.

Cornelivs dijo...

Me parece correcta y oportuna tu precisión. Voy ahora mismo para el enlace.

Un abrazo.

conxawah dijo...

Nosotros siempre ponemos Aminetu Haidar e intentamos no "afrancesar" los nombres; y Sahara me gusta más ponerlo sin acento, manías.

Merche Pallarés dijo...

Me he quedado con la curiosidad de saber que palabra era la del "periódico que cada dia veía la luz con una colosal falta de ortografía en su cabecera". Besotes curiosos, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Merche

Hasta hace unos meses, EL PAÍS se publicaba sin tilde en en el título de su cabecera. Pese a lo que mucha gente piense, nunca ha habido ninguna norma que permitiese escribir las letras mayúsculas sin la tilde, así que esa es una falta de ortografía como otra cualquiera. Bueno, como otra cualquiera no, porque abofeteaba al lector en primerísima plana ¡y encima con el nombre propio del periódico! Supongo que si Miguel Delibes hubiese aceptado el encargo de dirigir aquel proyecto periodístico cuando era sólo un embrión, ese fallo no se huebiese producido.

Hace unos meses, se le pegó un "lavado de cara" a EL PAÍS y se aprovechó para subsanar la falta de ortografía.

joaquina dijo...

Me permito discrepar al respecto, las transliteraciones al alfabeto latino de nombres escritos en alfabeto arábigo no están tan claras. Pero consultaré alguna documentación al respecto sobre el tema, a ver qué puedo encontrar.
Saludos!

Francisco O. Campillo dijo...

Joaquina

Tu comentario toca una de las fibras sensibles de este problema. Tienes toda la razón. El problema radica en la transliteración a nuestro alfabeto desde el arábigo. Los franceses lo hicieron hace tiempo y nosotros, nos limitamos a copiarles. Escribir "Tindouf" es un claro ejemplo. Para qué hablar del indescibrafle -para un hispanohablante- "Laayoune", o sus diversas "variantes".

Pero nunca es tarde para corregir un error, que a nosotros nos excede. Haría bien el "Centro de Estudios Árabes de España" en ayudar a subsanarlo.

Lamentablemente no existe una institución de ese tipo, o yo no la conozco. Debemos constatar, no obstante, el esfuerzo que realizan algunas cátedras de estudios árabes que constituyen una islita en un mar de olvidos; otro más.

Entre tanto, permitéme que utilice las transliteraciones más cercanas a la lengua española ;-)

P.S. Todo lo anterior sólo sirve para demostrar la miopía de la política exterior española desde hace siglos. Afortunadamente tenemos a Moratinos, que ahora aspira a dirigir la política exterior del conjunto de la Unión Europea ¡Dios mio!

joaquina dijo...

He estado consultando algunas fuentes fiables para el tema de la transliteración árabe-español.

- Según el catálogo de autoridades de la Biblioteca Nacional (España) el nombre en español aceptado para Sahara se escribe sin tilde.
http://catalogo.bne.es/uhtbin/authoritybrowse.cgi?action=display&authority_id=BNE19912776608&lang=es

- Tabla de transliteración de UNESCO: http://portal.unesco.org/culture/es/files/32265/11628077343arabic_es.pdf/arabic_es.pdf

- Para el nombre de Aminetu habría que saber cómo se escribe y se pronuncia en alfabeto árabe.

joaquina dijo...

Respecto al centro que en España puede considerarse principal entidad investigadora en este tema, es la Escuela de Estudios Árabes Contemporáneos de la Universidad de Granada.

- sistema de transliteración de esta Escuela de la UGR: http://www.literaturamarroqui.edu.es/otros/SISTEMA%20DE%20TRANSLITERACION-Web.pdf

- Un artículo interesante:
Sistema de transliteración de Estudios Arabes Contemporáneos http://granada.academia.edu/MercedesdelAmo/Papers/107525/Sistema-de-transliteracion-de-Estudios-Arabes-Contemporaneos

Parece que el principal problema de la transliteración del árabe al español se debe a que anteriormente las transliteraciones al español desde el árabe se basaban en los sistemas francés e inglés.

Espero haber servido de ayuda. Viendo la información al respecto, coincidiría con Fran en la transliteración del nombre como Aminetu Haidar (con la duda de si puede ser Aminatu). Por el contrario, puede que sea más correcta la transliteración por Sahara (sin tilde).

Francisco O. Campillo dijo...

Sobre la cuestión Sáhara o Sahara:

"Ambas grafías son igualmente válidas, si bien a cada una le corresponde una pronunciación. La grafía más tradicional en español es Sahara, que corresponde a la pronunciación llana [saára]: «En esta parte del Sahara abundan los pozos» (Leguineche Camino [Esp. 1995]). La grafía Sáhara, que se va imponiendo en el español actual, corresponde a la pronunciación esdrújula [sáhara], con aspiración de la h por influjo de la pronunciación de este nombre en árabe (→ h, 2): «Cruzaría el estrecho de Gibraltar y tal vez el desierto del Sáhara» (Marsé Embrujo [Esp. 1993])."

Tomado del Diccionario Panhispánico de Dudas, edición de 2005.

Tal y como yo lo pronuncio -y como lo pronuncian la inmensísima mayoría de los hispanohablantes... y de los saharauis- debemos escribir Sáhara. Al menos, que concuerden la grafía y su pronunciación... o viceversa.

Lo que está claro es que no es correcto escribir Sahara y luego pronunciar [sáhara]. La pronunciación [saara], llana y sin la "h" aspirada, la oigo en contadísimas ocasiones y casi como una rareza. No tengo ni la menor duda de cual es la pronunciación que se ha impuesto por el uso de la lengua, que muchas veces no concuerda con su grafía. De ahí mi "recomendación" de coherencia lingüística.

Mi sincero agradecimiento por tus comentarios tan constructivos y "currados", Joaquina.

P.S. Entre las aportaciones de la Escuela de Estudios Árabes Contemporáneos de la Universidad de Granada se encuentra un diccionario español-hasanía, obra de José Aguilera, muy aconsejable para estudiosos del tema.

P.S.2 El autor utiliza la grafía "hasanía" en lugar de "hassanía", "hassania" u otras variantes.