06 noviembre 2009

La caída del muro

El 9 de noviembre se cumplirán 20 años de la caída del Muro de Berlín. Para muchos de nosotros, aquel día significó el fin de un anacronismo y el principio de una nueva etapa, aunque realmente no fuésemos muy conscientes de ello en aquel momento. Algunas veces las cosas son muy simples: quienes levantan muros, pretenden separarnos y dividirnos porque saben que su debilidad es tan extrema que no encuentran otra opción mejor que parapetarse entre alambradas y minas antipersona.

Eso mismo está ocurriendo en este momento en el Sáhara Occidental, donde el gobierno marroquí esgrime como principal argumento un muro de más de 2.700 kilómetros que divide familias e intenta desgajar a un pueblo ¡Ilusos! Su miopía les impide ver que los muros también pueden ser un estímulo para ser sobrepasados, un obstáculo que nos obliga a superarnos a nosotros mismos. Y cuando descubran su error, ya será demasiado tarde para ellos.




Imagen aérea del muro marroquí tomada de la revista NATIONAL GEOGRAPHIC

Actualización

Mohamed VI afirmó ayer que ha llegado la hora de de afrontar "con toda la firmeza necesaria la escalada bélica", sic, de los "adversarios de la integridad territorial" y aseguró no estar dispuesto a "renunciar ni a un grano de arena". Lo puedes leer hoy en EL PAÍS si pinchas aquí.

Tan sólo le faltó declarar "después de estar 34 años al borde del abismo, por fin hemos dado un paso al frente".
.
Actualización 2
Paradójicamente, uno de los muros más caros está hecho de arena. Es la Gran Muralla de Marruecos, alzada en el desierto en el año 1980 para impedir las incursiones del Frente Polisario, que reclama parte del territorio. Dos filas de terraplenes de arena a lo largo de 2.720 kilómetros, reforzadas con controles militares, minas y alambradas. Hacen falta cerca de 120.000 soldados para custodiar esta barrera de arena.
.
Si quieres leer el artículo completo que hoy, 7 de noviembre, firma Nicole Muchnik pincha aquí

5 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡¿Otro muro más?! No lo puedo creer... Besotes libres, M.

migramundo dijo...

Es curioso, pero cada vez que algún gobernante no sabe cómo resolver razonadamente un problema, levanta un muro. En supuesta autodefensa, claro. Saludos.

Merche Pallarés dijo...

He leido los dos artículos. El de Mohammed es decepcionante y el de Nicole Muchnik alucinante. Este mundo va de mal en peor... Besotes tristes pero revolucionarios, M.

Cornelivs dijo...

Perdoname,querido amigo, llego tarde porque he tenido un fin de semana infernal...!

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

otro muro que deberíamos derribar.