27 noviembre 2009

El primer paso

¿Sabes que las Naciones Unidas mantienen –mantenemos- una misión en el Sáhara Occidental que carece de competencias para vigilar el respeto de los derechos humanos más básicos? Por esa razón, todos los activistas saharauis reclaman la ampliación del mandato de la MINURSO. Y ahora, que Mohamed VI ha decidido aplicar una política de sangre y fuego contra quienes defiendan una postura diferente a la suya, esa reclamación tiene más justificación que nunca.

Cualquier observador imparcial podrá constatar como se perpetran esas felonías día sí y día también. Lamentablemente, el gobierno de mi país mira hacia otro lado ante las constantes violaciones que se cometen en ese territorio sobre el que jamás cedimos la soberanía, sobre el que mantenemos grandísimas responsabilidades. Ha llegado incluso a actuar de mamporrero de quienes pisotean aquellos derechos que consideramos inalienables y por los que tantos han luchado durante tanto tiempo.

Por eso, una vez más, desde este rincón de la Red pido que se dé un primer paso: la vigilancia del respeto de los derechos básicos en el Sáhara por parte de la Misión de Naciones Unidas.
.
Actualización
En EL PAÍS de hoy podemos leer una impactante entrevista a Aminetu Haidar. Cuando Tomás Bárbulo la pregunta si ha pensado en sus hijos al poner en riesgo su vida, Aminetu contesta:
.
Tengo dos hijos, pero también tengo mi dignidad, que está por encima de mis hijos. Lo que ha sucedido es un ataque a mi dignidad que no puedo aceptar. Entre mis hijos y mi dignidad, prefiero mi dignidad. Ellos vivirán sin madre, pero con dignidad.
.
Si quieres leerla completa, pincha aquí

3 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¿Sirve para algo la ONU? Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Merche
Tal vez la ONU nos parezca inútil demasiadas veces, pero ¿Qué alternativas tenemos?
En este caso concreto, yo no hago más que ayudar a difundir una vieja demanda de los activistas saharauis que, por cierto, comparto.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El problema actual de la ONU es la poca visibilidad de sus dirigentes: a veces, aunque no se tenga fuerza contra los países, basta estar en los sitios y hablar ante los medios de comunicación.