15 septiembre 2009

El horizonte en el Sáhara

Actualización del 18 de septiembre
Este artículo ha sido publicado en EL PAÍS, en su edición de hoy. Reconozco que me produce gran satisfacción, aunque sólo sea una gota de agua en un mar de olvidos. Si quieres leerlo en la edición digital, pincha aquí
.
La semana pasada, el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres, ha visitado los campamentos de Tinduf y ha declarado que “se encuentran en una situación muy difícil que necesita de la solidaridad internacional en espera de una solución política al conflicto del Sáhara Occidental”.

Gracias a EL PAÍS pudimos saber que la última gestión de carácter internacional que realizó el recientemente fallecido Edward Kennedy fue el envío de una carta al presidente Barack Obama en la que respaldaba “el derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la libre determinación a través de un referéndum libre, justo y transparente”. Todo indica que Obama ha definido una política exterior basada en el respeto al derecho internacional; nada puede ser más favorable a las reclamaciones saharauis.

“Atmósfera de compromiso sincero, franco y de mutuo respeto” fueron las palabras que empleó Christopher Ross –enviado personal del secretario general de la ONU- al término de la última reunión entre representantes saharauis y marroquíes en Austria.

Y aunque nada de lo anterior nos haga olvidar las continuas violaciones de los derechos humanos que cada día se denuncian en el Sáhara bajo dominio marroquí, al menos nos hacen albergar esperanzas en una solución para este conflicto enquistado que –tampoco lo podemos olvidar- se originó por la vergonzosa actitud del último gobierno de la dictadura… y que ha sufrido la indiferencia de todos y cada uno de los que hemos tenido después.

4 comentarios:

Cornelivs dijo...

Yo tengo esperanza, amigo Francisco.

Un abrazo.

Mª Mercè dijo...

Nuna olvidaré un día de 1991 al que asistí a una reunión, en Barcelona, para definir cómo organizar las elecciones de autodeterminación de los saharauis. Unas elecciones que aún están esperando poder celebrarlas.

Un abrazo!

BIPOLAR dijo...

por lo que explicas no es un tema olvidado, sino indeseable, porque no se quiere afrontar.

menos mal que Pepito Grillo tiene la capacidad de la reencarnación para recordar que el problema sigue ahí.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Desgraciadamente, si los saharauis no se dejan censar,(no creo que lo autoricen y es más creo que la visita de Guterres ha sido una puesta en escena cara a la galería) la ayuda no va a aumentar con lo que el hambre volverá a planear por encima de la próxima ronda de conversaciones.
Hace una temporada, desde que volví de los Campamentos, me cuesta mucho pensar en clave política. Muchísimo. Ellos, los políticos no tienen prisa ninguna, despacito y buena letra...
Mientras los niños crecen en el exilio y la esperanza abandona a los mayores.

¿Está cambiando El País que ya permite aludir a las responsabilidad española en el conflicto del Sahara? Tendremos que aprovechar la ocasión antes de que vuelvan a variar de rumbo:)
Un fuerte abrazo.