04 julio 2009

Decirles. Ali Salem

Decirles que la tierra no es de ellos.

Decirles que la gente no es de ellos.

Decirles que las piedras necesitan ser libres.

Decirles que el desierto solo conoce
a los nómadas dueños del sol y el viento.

Decirles que El Aaiún duerme
para quedarse sin sentido.

Decirles que quien niega
será negado por la ternura de esas voces melancólicas y sedientas.

Decirles que no hay más espera
que la espera del reencuentro renacido del polvo de la libertad.

Decirles con vuestra voz de fuego y amor
que somos el pueblo saharaui.

Alí Salem Iselmu
Generación de la Amistad Saharaui


Nací el de febrero de 1970 en la ciudad de Villa Cisneros, cuando el Sáhara era provincia española. En 1979 mi familia se incorpora a los refugiados saharauis en Argelia. En 1982, con varios estudiantes saharauis, obtuve una beca en Cuba. Desde entonces comencé a recibir toda mi enseñanza en castellano. Primero cursé los estudios de secundaria y bachiller; recuerdo que en esa etapa de mi vida tenía una especial vocación por las letras y en especial me gustaba mucho la oratoria y la poesía.
En 1995 culminé mis estudios en Cuba, después de una larga estancia de trece años dentro de la cual acabé licenciándome en la carrera de periodismo.. Concluidos mis estudios regresé a los campamentos de refugiados saharauis y me incorporé al departamento de español de la Radio Nacional Saharaui (…) El 9 de julio de 2005 en Madrid tuve el honor de ver nacer el grupo Generación de la Amistad saharaui, del que soy miembro. En la actualidad trabajo y vivo en España intentando sacar mi vida adelante, con todo lo que conlleva la lucha diaria de cualquier emigrante para integrarse dentro de la sociedad de acogida.

Tomado de “AAIÚN: gritando lo que se siente”

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Un entrañable saludo...!

Antònia P. dijo...

Se lo diremos el domingo 12 de julio en todas las ciudades españolas. Se lo dirán los niños con su presencia, con las banderas polisarias ondeando al sol.
LIBERTAD PARA EL SAHARA.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Jopé! Qué bonitas poesías posteas... Besotes, M.