16 julio 2009

Antiguas colonias españolas en África

Leo en EL PAÍS del jueves 9 de julio, en relación con el viaje a Guinea de los señores Moratinos y Fraga, las palabras del primero expresando su pretensión de que España "se tome en serio al único país de habla española en el continente africano". No puedo dejar de pensar que en su mano -y en la de todos sus predecesores de todos los Gobiernos que en España ha habido desde el año 1975- ha estado y está que no sea uno sino dos los países de habla española en África.

Desconozco con qué extensión se utiliza actualmente el español en Guinea, pero me consta que el español sigue siendo materia de estudio en las escuelas de los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia).

Consuela saber que, tras 40 años de indiferencia de los Gobiernos españoles hacia Guinea -magnicidio y dictadura mediantes-, el petróleo (1.800 millones de euros en 2008) ha conseguido cambiar la política de Estado hacia esta antigua colonia.

Ahora que parece que el sol del Sáhara puede contribuir a solucionar los problemas energéticos de Europa, abrigo esperanzas de que, acercándonos ya a los 40 años de olvido, la misma política de Estado se acuerde de los habitantes de la otra colonia de España en África. ¿O sólo servirá para estrechar los lazos con el ocupante de un territorio que es del pueblo saharaui?

Santiago Aparicio Azcarraga

Publicado en EL PAÍS el 16 de julio de 2009

5 comentarios:

Francisco O. Campillo dijo...

No he incluido el enlace al artículo de Santiago Aparicio en EL PAÍS porque no permite incluir comentarios.

Si alguien quiera acceder está en

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Antigua
/colonias/espanolas/Africa/elpepuopi
/20090716elpepiopi_6/Tes

Pero vuestros comentarios podéis dejarlos aquí. Ya sé que no es lo mismo, pero esto es lo que hay ;-)

Cornelivs dijo...

Buen artículo. Estoy con el.

Un abrazo.

Antònia P. dijo...

Leyendo este post he recordado a un matrimonio guineano que conocí en casa de unos saharauis. Todos hablábamos en español.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

A ver si vemos a Moratinos y a Fraga acercarse al Sáhara Oriental o a Tinduf para cerciorarse de la realidad de ese otro pueblo, el saharauí. Tiene razón el columnista. Besotes, M.

joaquina dijo...

Tristemente, el proyecto de energía solar en el desierto del Sáhara que menciona el autor del texto no se pretende que sirva sino para hacer funcionar las neveras y los televisores de los habitantes de Europa; del Sur ni se acuerdan.