03 mayo 2009

Una del Oeste


Joaquina me envía el último resumen de noticias que ha elaborado sobre el Sáhara, el que corresponde con el mes de abril. Como no puede ser de otra manera, uno de sus protagonistas es el Muro que separa el Sáhara bajo dominio marroquí del resto del mundo. Más de 2.000 kilómetros de fortificaciones y minas. Durante este mes, un saharaui ha muerto y otros siete han resultado heridos a causa de esas malditas minas.

¿Dónde está la NATIONAL GEOGRAPHIC que tenía esa excelente foto aérea del Muro? Seguro que la he guardado tan bien que no la encontraré. Finalmente aparece -es el número de junio de 2007- y escaneo la imagen.

Cuando la veo, observo algo que antes me había pasado desapercibido: esa construcción militar me recuerda las viejas películas del Oeste en la que los colonos formaban un círculo con sus carretas para protegerse de los indios. Pero… ¿Y los indios? Si miras con atención podrás verlos. Es el conjunto del desierto que se muestra hostil ante quien lo pisotea sin ningún derecho. Y dentro de ese círculo defensivo intuyo a unos muchachos asustados que no saben que demonios hacen allí.

Ahora, sus jerarcas pueden respirar aliviados. Suenan las cornetas del Séptimo de Caballería con “Le Petit” a lomos de un negro alazán. Podrán seguir vulnerando impunemente los derechos humanos un año más. Pero ojo, el desierto no ha sido vencido.

6 comentarios:

joaquina dijo...

Es verdad que la foto recuerda a alguna "película del oeste". La realidad es que, como entonces, los derechos de los nativos habitantes del lugar fueron pisoteados y su justicia olvidada por la mayoría. Hoy, comunicamos nuestra rabia y nuestra repulsa a estos hechos y actitudes del "conquistador" frente a los derchos humanos y políticos de los pueblos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Información que deberían dar los medios de comunicación si tuvieran independencia.

Blogofago dijo...

Otro muro de la verguenza...

Antònia P. dijo...

" El muro más largo del mundo equipado con los más modernos ingenios armamentísticos y con todo el ejército de su majestad, el comendador de los creyentes, custodiándolo. Sin embargo no es infranqueable porque los saharauis lo han atravesado muchas veces", explicó un saharaui en una ocasión.
Ese muro perjudica mucho más a Marruecos que a los saharauis. Por estos niños que no conocen el desierto y a los que obligan a estar allí y por el dinero que, diariamente cuesta mantenerlo.

Y esto es mío: siempre he creído que los muros no impiden entrar sino salir.
Un abrazo.

Cornelivs dijo...

No, no ha sido vencido. Ni lo será nunca.

Me gusta mucho tu post, amigo. un abrazo.

BIPOLAR dijo...

soy una ignorante... pero ¿están cercados por un muro y con minas anti persona?... No queda tan lejos la empresa nazi