22 enero 2009

Mi Quijote cabalga en Tiris

A raíz del post de ayer, mis amigos de Poemario me envían un enlace a uno de los blogs que construyen y del que os traigo un texto de Bahía Mahmud Awah. Ésta es una de las piezas de una obra que homenajea al Quijote desde las tierras del Sáhara.

Te vería vestido de gala con dos darraás, blanca y azul, que destacarías con edjnaid[1] cruzadas sobre tu pecho, único yelmo que usaban los ca-balleros andantes saharianos. Y cuántas veces te imaginé librando en-carnizadas luchas contra gigantes de vientos y caballerías de espejis-mos, proyectados por pequeñas piedras que se vislumbran desde lejos en los calurosos días del desierto.

De reino y patria, en lugar de La Mancha, tendrías los montes de Le-yuad, famosos por sus cuentos de misterios diabólicos y leyendas entre los pastores de Tiris, tierra de muchas fábulas.

Entonces ya te asimilaría como un patrimonio que también es de los hombres del desierto y en vez de creer haber leído que habías nacido en una casa medieval de Alcalá de Henares, diría desde tiempos remotos: “he aquí la jaima negra hecha de pelo de dromedario y erguida sobre dos largas rkayis[2], el hogar donde nació el genio sahariano Miguel de Cervantes”.

[1] Edjnaid: correaje que se ponían los caballeros saharauis alrededor de la darraá

[2] Rkayis: mástiles sobre los que se monta la típica jaima saharaui

Y te invito a visitar el resto del blog
pincha aquí

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cuánto hemos de agradecerles que aún quieran tanto la cultura española.

Francisco O. Campillo dijo...

"Entonces ya te asimilaría como un patrimonio que también es de los hombres del desierto..."

Cervantes es un patrimonio quienes en el desierto hablan español... ¡Faltaría más!
Porque Cervantes es como los de Burgos, que nacemos donde nos da la gana, pero somos de todos los sitios ;-)

bilbo dijo...

Mientras tanto el Instituto Cervantes en los mundos de Yuppy.
¡¡Que vergüenza !!

Saludos

Merche Pallarés dijo...

¡Qué genial! Estoy de acuerdo con lo que dice PEDRO. Besotes, M.

conxawah dijo...

El libro ya está terminado, ojalá os guste. Parece que el Cervantes va a cambiar algo su actitud. Veremos.