31 enero 2009

El Mundo de mañana

Ayer, un gran número de blogs publicamos el MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD como forma de hacer oír nuestra voz. Esa acción conjunta no servirá para erradicar el hambre ni acabar con las injusticias de toda índole. Tal vez, ni siquiera consigamos provocar la más mínima reacción en quienes nos gobiernan ¿Ha servido entonces para algo?

Los homínidos llevamos sobre este planeta una cantidad de tiempo que es difícilmente entendible. En algunos periodos hemos “convivido” varias especies, y hoy sólo quedamos nosotros, que nacimos en África. Durante los últimos 5.000 años nos hemos aplicado con saña unos contra otros y en el siglo pasado batimos todos los records de la crueldad y la ignominia.

Muy posiblemente no lo veamos nosotros, ni nuestros hijos, ni los hijos de éstos, pero un mundo mejor y más justo es posible. Disponemos de los recursos suficientes para erradicar el hambre y de los medios tecnológicos para garantizar la atención sanitaria y el acceso a la educación a la totalidad de la población del planeta.

Pero el verdadero problema no está en la administración de esos recursos y de ese conocimiento, que también. Mientras algunos de esos homínidos se sientan superiores al resto por cuestiones tan estúpidas como el lugar donde les nacieron o las ideologías que les inculcaron… seguiremos plantando la semilla de la injusticia.

Como el MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD es un paso en la dirección adecuada, lo he apoyado con mis limitadas fuerzas. El camino es verdaderamente largo: una carrera de relevos entre varias generaciones, pero no me cabe duda de que lo lograremos. Y si no fuese así, tampoco quedaría nadie para quitarme la razón ;-)

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

hay que seguir caminando, aunque nunca lleguemos a la meta: pero dejaremos a los que vengan detrás, un poco más cerca de ella.

Cornelivs dijo...

Estamos solo al PRINCIPIO de las cosas. No se hizo Roma en un dia: pero Roma se hizo.

Hay que luchar, aunque uno muera creyendo que jamás conseguira nada; pero hay que luchar, QUIZÁS asi, como bien dice Pedro, dejaremos a los que vengan detrás un trecho más corto por recorrer.

Y sobre todo, FE: FE en nosotros, y en nuestra capacidad.

Quizás otras tentativas anteriores no prosperaron porque se agotaron demasiado pronto.

INTENTEMOSLO. MERECE LA PENA.

Un cordial saludo.

lys dijo...

Cuando se empieza a caminar, siempre se comienza con un paso, luego se sigue, se sigue... ¡Ojala sigamos!!

Un saludo

Fuentecillas dijo...

Hola Chiquillo.
Zamora no se gano en una hora. Es difícil pero no imposible. Hay que confiar.
Saludos Fuen

Rosa dijo...

Caminante no hay camino
se hace camino al andar....

Pues eso... estamos haciendo "camino".

Un abrazo

LUISA M. dijo...

Continuemos lo que hemos empezado...
Con fe, con esperanza, con tesón.
Sigamos caminando juntos.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

En este mundo tan injusto, se gasta demasiado en ARMAMENTO y eso va a ser nuestra perdición... ¡Ojalá! se dedicara ese dinero para paliar el hambre del mundo. Entonces, otro gallo cantaría... Besotes, M.

Francisco O. Campillo dijo...

Gracias, shukran por vuestras aportaciones, son todas enriquecedoras. Leyéndolas, he recordado una frase de Eduardo Galeano, un "habitual" del blog:

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.