11 noviembre 2008

Memoría Histórica VII


El Estado español reitera y garantiza solemnemente que la población del Sáhara determinará libremente su futuro. Esta autodeterminación tendrá lugar cuando lo solicite libremente la población de conformidad con lo expuesto por la Asamblea General (…)

Extracto de la carta que Franco dirige a la Yemáa, y de la que se entrega copia a la ONU, el 21 de septiembre de 1973

La Yemáa fue un órgano títere que se disolvería por acuerdo de sus componentes el 28 de noviembre de 1975 cuando ya se había iniciado el éxodo del pueblo saharaui.

Franco moriría el 20 de noviembre de 1975 habiendo tratado por igual al pueblo saharaui y al pueblo español: con absoluto desprecio a sus derechos más básicos. Hoy, se le considera responsable de la represión política más trágica de toda la historia española.
.
Actualización del 18 de noviembre
Hoy acabo de descubrir que el juez Garzón no lee este blog, lo lamento. Para descubrir que Franco está muerto no hacían falta tantas alforjas.

2 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Parece mentira que en tan poca cosa se concentre tanta capacidad de mutilar los derechos humanos...

No lo reconocía entre tanta sangre de otros..

Francisco O. Campillo dijo...

Bipolar
¡Qué razón tienes!