29 noviembre 2008

Encrucijadas

Mi amiga Merche propone que el movimiento solidario haga una fuerte apuesta económica en los medios de comunicación para que se sepa que es lo que está ocurriendo realmente en el Sáhara. Creo que esa estrategia sería un error, porque al publicar espacios de pago, se desvirtuaría el verdadero sentido de esta causa. Intuyo que así perderíamos parte de los apoyos actuales y no ganaríamos ninguno nuevo. Sin embargo, creo que Merche tiene razón en el fondo: por el camino por el que vamos… no iremos mucho más lejos.
Así que la idea que me planteó
Blogofago hace sólo un par de días, la estudiaré con detenimiento. Él cree que debemos utilizar el Facebook como herramienta al servicio de nuestra causa. Hoy no tengo ni idea de que demonios es eso del “Librocara” pero me pondré en ello. Lo haré dentro de tres semanas, cuando hayamos finalizado el SHUKRAN que dedicaremos a la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. Todo a su tiempo.

P.S. Releyendo el post antes de subirlo al blog, creo que transmito una imagen distorsionada de mi mismo, así que lanzo este aviso a navegantes: yo no soy –ni jamás he pretendido nada diferente- más que un bloguero inquieto sin ninguna responsabilidad en la causa saharaui.

6 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

A ver mi querido Fran ¿qué podemos hacer en Facebook que ya no hagamos en los blogs? No, mi querido, si hoy en dia quieres remover conciencias y aguijonear al gobierno para que actue de una puñetera vez con esta causa es a través del sacrosanto MARKETING. Si no, seguireis/seguiremos dando vueltas como peonzas otros treinta años mas. Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

Y no vendría mal tampoco hacer lo mismo para los PALESTINOS que están más olvidados que los últimos monos de la selva. ¡MUY INJUSTO! Besotes, M.

Salondesol dijo...

Entiendo perfectamente a Merche, yo hace tiempo pensaba lo mismo... al final llegué a la conclusión que "pasan" de las muchas denuncias que mandé a Amnistía Internacional, que abriera un blog para dedicarlo en exclusiva, que trajera cada verano a un niño con el plan "vacaciones en paz" somos solo un incómodo granito de arena en un vasto desierto de indiferencia. No nos podemos permitir gastar ni un céntimo sabiendo que sería baldío, sabiendo que no tienen lo básico para la supervivencia. Solo nos queda eso, denunciar de modo privado desde blogs, Facebook, Tuenti... y lo que sea. Organizar eventos para recaudar fondos y concienciar, en nuestros pueblos y ciudades... en plan cuento de la lechera. (Lo siento, quizás ando últimamente algo desmotivada...)

Un besazo.

BIPOLAR dijo...

El FaceBook es una herramienta de difusión poderosa. La información es poder.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.